Los papás tienen los mismos derechos a guardería: SCJN

La SCJN declaró como inconstitucionales las reglas del IMSS sobre el acceso al servicio de guardería, por considerarlas discriminatorias para los padres de familia.
guardería

El día de ayer, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como inconstitucionales las reglas de la Ley del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) sobre el acceso al servicio de guardería, por considerarlas discriminatorias para los padres de familia.

Antonio Baca Salazar, habitante del Estado de México, impugnó los artículos 201 y 205 del Reglamento para los Servicios de Guarderías del IMSS en los que, consideró, existe una discriminación de género.

El amparo presentado por Baca denunció una clara discriminación a favor de las madres, pues para gozar del beneficio no hay otra condición que ser asegurada y mujer, mientras que los papás sólo pueden inscribir a sus hijos si cubren con el perfil y los requisitos demandados en el Reglamento.

La afirmación del quejoso puede corroborarse pues, por ejemplo, el artículo 201 de dicho Reglamento establece:

“El ramo de guarderías cubre el riesgo de no poder proporcionar cuidados durante la jornada de trabajo a sus hijos en la primera infancia, de la mujer trabajadora, del trabajador viudo o divorciado o de aquél al que judicialmente se le hubiera confiado la custodia de sus hijos, mediante el otorgamiento de las prestaciones establecidas en este capítulo.”

Mientras que el 205 señala que:

“Las madres aseguradas, los viudos, divorciados o los que judicialmente conserven la custodia de sus hijos, mientras no contraigan nuevamente matrimonio o se unan en concubinato, tendrán derecho a los servicios de guardería, durante las horas de su jornada de trabajo, en la forma y términos establecidos en esta Ley y en el reglamento relativo.” (Vía Ley del IMSS)

Por lo tanto, la ministra Margarita Luna Ramos señaló que

“…esta distinción es injustificada y discriminatoria, en la medida de que en términos del Artículo cuarto de la Constitución Federal, el hombre y la mujer son iguales ante la ley.” (Vía Milenio)

Además, propuso proteger al padre y al menor ante la dependencia que le negó el servicio.

El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) –asistente legal de Baca– celebró esta resolución sin precedentes y confió en que sea el antecedente necesario para que todo hombre asegurado goce del beneficio y, en caso de que éste le sea negado, pueda recurrir también al amparo.

Tras esta decisión, es probable que el IMSS enfrente una serie de demandas similares. Aunque sólo cuatro de ellas serían suficientes para que el asunto se convierta en jurisprudencia –decisión de los tribunales–.

Si bien el amparo de Antonio Baca fue resuelto a su favor por 4 votos contra 1, los ministros no perdieron la oportunidad para señalar que el servicio de guarderías recibe diariamente una demanda mucho mayor a la capacidad de atención directa del IMSS. Sin embargo, las autoridades del Instituto afirmaron hace unas semanas que el número de lugares disponibles aumentará de 10 mil a 25 mil.

Indudablemente, el fallo de la Corte representa una importante muestra de equidad en el país.