Los padres de los normalista de Ayotzinapa negaron haber querido entrevista con el Papa

"Lo que él (Francisco) diga ya nos tiene sin cuidado, porque a nosotros nos interesa saber qué pasó en realidad con los 43 de Ayotzinapa": De la Cruz.
Ayotzinapa

La visita que recientemente hizo el Papa Francisco a México al parecer a destapado las discrepancias entre los padres de los normalistas de Ayotzinapa; luego de que el vocero, Felipe de la Cruz, negó que buscaran un encuentro con Francisco, como lo había asegurado su abogado Vidulfo Rosales. En entrevista realizada por el diario “Milenio” a el vocero de los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, este señaló que no buscaron reunirse con el Papa durante su visita a México y que, “en realidad”, nunca tuvieron interés para tener dicho acercamiento, al considerar que “lo que diga (Francisco) ya nos tiene sin cuidado”.

Agregó que en cuestiones religiosas los padres de los estudiantes son muy respetuosos; sin embargo, consideró que el Papa sabe que les falló y ahora va a buscar “muchas justificaciones”, incluido el decir que hay divisiones entre el movimiento, lo que rechazó tajantemente.

“Seguimos en la misma postura de saber la verdad, jamás han existido conflictos entre nosotros, si no ya no existiera (el movimiento). Él (Francisco) va a buscar justificaciones, sabe que le falló a los padres, y también entendemos que obedece a un sistema y tiene que caminar por ahí”.

Y es que De la Cruz consideró que desde el inicio del movimiento, el gobierno ha buscado desprestigiarlo, pero aún así se ha mantenido unido, por lo que “lo que él (el Papa) diga ya nos tiene sin cuidado, porque a nosotros nos interesa saber qué pasó en realidad con los 43”.

Consideró que el verdadero objetivo de la visita era distraer la realidad que se vive en el país, donde se mantienen los muertos y la economía se desploma.

“Si en verdad hubiera venido con la intención de que los feligreses católicos escucharan la palabra alentadora de su representación, pues lo primero que tocaría sería a los padres de familia que viven una situación crítica emocional y ni siquiera se acordó de mandar un mensaje para ellos, pero para nosotros está clara la situación del Papa, no nos distrae, nos preocupa saber qué pasó ese 26 de septiembre”, resaltó De la Cruz.