Lo que debemos aprender en México del incendio en Valparaíso (1 de 2)

El pasado 12 de abrir alrededor de las 16hrs. se reportó un incendio forestal en el sector de La Pólvora, Valparaíso.

Los fuertes vientos y la falta de agua en la zona han dificultado las maniobras para erradicar el incendio, del cual hasta el momento se han registrado por lo menos 12 muertos, en su mayoría personas de la 3ra edad que no pudieron evacuar la zona por falta de rutas adecuadas, se tuvieron que evacuar a 10,000 personas y más de 500 viviendas resultaron destruidas, sin contar escuelas, consultorios, comisarías y otros edificios de carácter público.

Y eso ¿porque debería de preocuparnos?

En la zona metropolitana del valle de México se tienen registrados un total de 890 asentamientos en áreas protegidas. Estamos hablando de una aproximado de 59,074 familias de las cuales el 30% ya han sido regularizadas, quedando un estimado de 42,463 familias lo cual se traduce en 220, 808 habitantes* que viven en condiciones precarias ante la falta de los servicios urbanos básicos (suministro de agua, electricidad, drenaje, banquetas y calles pavimentadas) y en situación de riesgo permanente dadas las condiciones topográficas de estas zonas.

Las delegaciones en donde se presenta este problema de forma más dramática son: Xochimilco, Gustavo A. Madero, Tlalpan y Tláhuacseguidas de Cuajimalpa, Milpa Alta y M. Contreras, sin mencionar Iztapalapa a la cual se ha tratado de regularizar aunque sigue careciendo de muchos servicios.

Fotografía: zooburbia.blogspot.com

Los asentamientos irregulares se caracterizan por:

  • Multiplicidad de condiciones económicas y sociales en un mismo barrio (¿a alguien le viene a la mente Santa Fe o Interlomas?)
  • Difícil acceso a la zona ya que con frecuencia no existen rutas consolidadas de acceso dificultando también la entrada de servicios ante cualquier emergencia.
  • Falta de infraestructura urbana como: agua potable, drenaje, gas y electricidad.

Este proceso de ocupación de suelo se da a partir de dos formas:

  • Por la expansión de construcciones unifamiliares que de localizan dentro de los asentamientos existentes
  • Por la ocupación masiva de los predios debido a la venta ilegal de terrenos en donde no se permite el uso habitacional.

Es importante puntualizar que dichas invasiones no solo se realizan por población de escasos recursos sino también por la de altos ingresos, lo que genera un contraste dentro de este proceso, por un lado tenemos zonas con alto costo de urbanización que superan las condiciones topográficas gracias a sistemas constructivos caros y que pueden acceder rápidamente a la mayoría de los servicios. Por otra parte los más pobres lo hacen a pesar de la topografía a sabiendas de las dificultades que representa habitar dichas zonas.

En cualquiera de los dos casos no existe un plan de desarrollo urbano y con frecuencia estas zonas se ven rápidamente afectadas por la falta de planeación y se encuentran vulnerables ante cualquier siniestro cuyas consecuencias repercuten no solo en los asentamientos irregulares sino también a poblaciones vecinas.

Ante este panorama gobierno y sociedad deben de actuar de manera conjunta para atacar esta problemática. Pero ¿cuáles son las medidas que se están tomando al respecto?

Didier López @didiersolo
Arquitecto.
Socio en AE (Alianzas Estratégicas)

*Datos según la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial en el DF (PAOT), Fotografía: Alberto Miranda San Martín,