Ligaron a club de fútbol portugués con el narco mexicano

El Grupo Comercializador Cónclave tenía como representante a supuesto operador financiero del narco.
narco

Las redes del narco mexicano tal pareciera que no solo se limitan a los ámbitos políticos y de farándula. Ahora, el portal Aristegui Noticias dio a conocer que el Grupo Comercializador Cónclave, empresa que tenía como representante al supuesto operador financiero del Cártel de Juárez, también operaba en el fútbol internacional. Y es que su nombre apareció en los informes financieros correspondientes a 2012 y 2013 del Club de Fútbol Porto, de Portugal.

A su vez, una investigación periodística documentó que Rodolfo David Dávila Córdova, quien por cierto fue sentenciado por haber sido operador financiero de los Carrillo Fuentes (Amado y Vicente), obtuvo en 2013 un contrato por 207 millones de pesos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, como representante legal de Grupo Comercializador Cónclave.

Asimismo, un segundo contrato del mismo programa federal, por 188 millones de pesos, se otorgó a la empresa Prodasa SA de CV, en la que Dávila Córdova es socio mayoritario. Por su parte, los reportes entregados por el Club Porto al regulador del mercado financiero portugués, detallaron la participación de Grupo Comercializador Cónclave como intermediario en la transacción de jugadores al fútbol europeo.

“En el período de seis meses finalizado el 31 de diciembre de 2012, los servicios de intermediación fueron proporcionados por la entidades Northfields Sports BV, Grupo Comercializador Cónclave SA y el agente Giancarlo Uda”, detalló uno de los reportes compartido a los inversionistas del Club de fútbol Porto.

Este informe financiero precisó que en el periodo en que Cónclave fungió como intermediario (julio-diciembre de 2012) se sumaron a la lista de adquisiciones del Porto el jugador mexicano Diego Reyes, propiedad del Club América, y los futbolistas colombianos Jackson Martínez y Héctor Quiñones, el primero procedente del Club Jaguares de Chiapas y el segundo de la Asociación Deportivo Cali.

Sin embargo, el reporte del club portugués no precisó en cuál de estos traspasos de jugadores participó el Grupo Comercializador Cónclave. Pero en la investigación periodística del equipo de Aristegui Noticias pudo precisar que en el pase de Diego Reyes al Porto, la empresa intermediaria fue Northfields Sports, en una transacción que ascendió a los 9 millones 92 mil 320 euros.

Mientras que en el traspaso de Jackson Martínez participó el agente mexicano Guillermo Lara, quien también en distintas ocasiones ha sido vinculado con operaciones del narcotráfico, en específico con personajes ligados al Cártel de Juárez. Lara hizo un negocio multimillonario con el traspaso de Jackson, pues el jugador le costó 100 mil dólares y la venta del jugador de Jaguares de Chiapas al Porto se negoció en 9.6 millones.

A su vez, en su informe de cierre de 2012, el Club portugués explicó que los cargos adicionales inscritos en las operaciones de los jugadores (750 mil dólares en el caso de Jackson Martínez) se refieren “a los gastos relacionados con los derechos económicos de la adquisición, incluyendo los cargos de servicios de intermediación (como los que hizo Cónclave), servicios legales, primas de firma de contratos, bonos de lealtad, la transferencia de derechos de imagen, etcétera”.

El porcentaje de adquisición del pase de Jackson Martínez fue de 100%, lo que significó que el Porto retuvo plenamente el derecho de registro. En el reporte financiero correspondiente a aquel primer trimestre de 2013, el Club Porto todavía incluía al Grupo Comercializador Cónclave en su cartera de intermediarios. Pero para el 2014 y 2015, dicha empresa ya no apareció en los documentos del Porto.