Líderes ejidatarios de Atenco aprobaron la construcción del NAICM

Sin embargo, el dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) señaló que los comisarios ejidales mienten al decir que los comuneros están en favor del aeropuerto
NAICM

De acuerdo con el diario Excélsior, los líderes de los ejidos que aprobaron la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), han reconocido el pago de 2 millones de pesos por hectárea, y no de 72 mil pesos como se los habían ofrecido el gobierno foxista en 2002. A su vez, solicitaron al Gobierno federal apoyo para la entrada de servicios en sus comunidades.

Y es que en conferencia de prensa conjunta con otros presidentes de los comisariados ejidales de Atenco y Texcoco, Fermín Pineda Rojas, ex candidato a la Alcaldía del municipio de Atenco por el PRD, expresó que no tienen ningún problema con la construcción del inmueble y que están a favor del desarrollo, pero también que sumen a sus comunidades en esta obra.

Por su parte, Elías Herrera Robles, integrante del comisariado ejidal Francisco I. Madero, solicitó que las obras del nuevo NAICM también beneficien, con infraestructura, a sus comunidades como la introducción de servicios urbanos y los hagan participantes de la nueva terminal aérea con la creación de fuentes de trabajo para los habitantes de la comunidad.

“Sí estamos de acuerdo en la construcción, sí estamos ciertos de que están en una zona federal, pero también nos preocupa el desarrollo integral de nuestros representados, entonces nos hemos preguntado, ¿quién va a dotar de los servicios necesarios a las empresas, a las construcciones que se vayan hacer en ese espacio? Hablo del drenaje, del agua, de la luz, de los servicios de comunicación etcétera”, apuntó el líder ejidatario.

Asimismo, el presidente comisariado ejidal de Atenco, Andrés Ruiz, señaló que su comunidad estaba secuestrada por un pequeño grupo que lo único que buscaba era su beneficio y no el de la comunidad y que ahora se está construyendo el progreso de su ejido.

Por otro lado, según los representantes de los ejidos, el primero de junio de 2014 llevaron a cabo una Asamblea General en la que aprobaron la Adopción de Dominio Pleno, para así enajenar 557 hectáreas de tierras de la zona salitrosa e infértil al Gobierno federal, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

De estas 557 hectáreas se han vendido 430, aproximadamente el 75 por ciento a un precio de 2 millones de pesos por hectárea, como lo consideró el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, mientras que en 2002 la oferta de adquisición de tierra era de 72 mil pesos por hectárea.

Sin embargo, de acuerdo con La Jornada, Ignacio del Valle Medina, dirigente del el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), señaló que los comisarios ejidales mienten al decir que los comuneros están en favor del proyecto del nuevo aeropuerto e indicó que, como hace 15 años, usan a los comisariados, que ya no representan a los verdaderos dueños de las tierras.

Con su proyecto aeroportuario viene la destrucción de nuestras comunidades. Vinieron a romper la armonía en nuestros poblados. El gobierno, por conducto de los comisariados, viene a dividir a nuestra gente. Ellos se están enriqueciendo a costa de vender a su pueblo, manifestó.

El FPDT recordó que el pasado 23 de mayo fueron los propios comisarios ejidales quienes, con un grupo de golpeadores y priístas, los expulsaron del plantón que mantenían desde abril pasado en el cerro de Huatepec, para que la Policía Federal ocupara los terrenos ejidales de Atenco y Nexquipayac y permitiera el ingreso de trabajadores que construyen el aeropuerto.

Los integrantes del FPDT denunciaron que luego del desalojo el gobierno comenzó a vigilar las viviendas de miembros de la agrupación para amedrentarlos.

Publicidad