Ronda 2.1 de licitaciones para explotación de petróleo resultaron mejor de lo esperado

licitaciones 2.1

El día de ayer se llevó a cabo la ronda 2.1 de las licitaciones de empresas privadas nacionales e internacionales para la explotación de hidrocarburos en el Golfo de México. En el evento se subastaron a un total de 20 empresas participantes (entre las que estaba Pemex), 15 bloques de aguas someras que van desde el estado de Tamaulipas hasta las costas de Campeche y Tabasco; dichas compañías tenían la posibilidad de concursar de manera individual o como consorcio, es decir, en asociación entre dos o más empresas.

El protocolo de licitación es relativamente sencillo, el gobierno pone a subasta los bloques determinados, de ahí las empresas o consorcios presentan una propuesta económica en donde ofrecen un porcentaje de las utilidades al estado mexicano, de tal forma el bloque es asignado a aquella empresa que ofrezca un mayor rango de utilidad al licitador, que en este caso es el gobierno mexicano.

Lo que vimos en esta ronda de asignaciones es que los ganadores ofrecieron un promedio de 57.3% de utilidades para el Estado mexicano, que si le sumamos el Impuesto Sobre la Renta (ISR) , los impuestos territoriales y locales, así como las regalías la utilidad crece a un 77.4% según información de la Secretaría de Energía; sin embargo la utilidad podría crecer al 83.9% si los precios del petróleo mejoran o si encontraran mayor producción de la esperada.

De hecho, el concurso superó las expectativas del gobierno ya que la Secretaría de Energía esperaba alrededor de un 40% de participación, pero, el resultado fue de un 67% de éxito en las asignaciones, lo cual volvió a esta licitación la segunda más exitosa con relación al monto, solo después de la ronda 1.4 destinada a la explotación de los pozos de aguas profundas que representó una inversión de 38 mil millones de dólares. Se estima que la ronda 2.1 traerá inversiones por 8 mil 192 millones de dólares lo que representarán más de 80 mil nuevos empleos directos, además se incrementará la producción de crudo en el país en 170 mil barriles diarios de petróleo, que representa a casi el 10% más de la producción actual de 1.9 millones de barriles diarios.

En la licitación Pemex obtuvo dos bloques en consorcio, uno en sociedad con la alemana, DEA Deutsche, y otro con la firma colombiana Ecopetrol; también vimos que firmas privadas mexicanas también obtuvieron contratos en consorcio, entre ellas Citla Energy quien se asoció con la italiana ENI y para otro bloque con la firma británica Capricor y Sierra Perote quien fue junto con la española Repsol. en términos generales fueron las empresas europeas las que más obtuvieron asignaciones con un total del 70% (Rusia, Reino Unido, Holanda, Italia, España, Francia y Alemania) 20% incluyó a América Latina (México y Colombia) y 10% a Asia (Malasia).

Finalmente, de los 15 bloques puestos a subasta, solo 5 quedaron desiertos, 3 en Tamaulipas, 1 en Veracruz y uno más en Tabasco. Esto se debió principalmente a que esas zonas resultaron poco atractivas sobre todo por la falta de infraestructura, lo que aumentaba los costos de logística y distribución a los mercados locales y globales de manera considerable. (Vías: El Economista y El Financiero)

 

Publicidad