Diputados aprueban en lo particular la #LeyDeSeguridadInterior… ¿Y ahora?

Esta mañana, la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados pasó la Ley de Seguridad Interior, la cual le otorgaría facultades a las Fuerzas Armadas en materia de Seguridad Pública. Más tarde llegó al Pleno de San Lázaro donde, entre protestas, se aprobó en lo general, pero con reservas en todos los artículos, informó Reforma.

Fueron 101 reservas formuladas por los partidos de Oposición y todas se desecharon.

Ahora, los legisladores avalaron la ley impulsada por la bancada del PRI y sus aliados, como los de la bancada del Partido Verde Ecologista de México. Con 215 votos a favor, 101 en contra y 4 abstenciones, pasa al Senado.

En la Cámara Alta, la Ley debe de ser revisada por sus integrantes, luego se tendrá que someter a votación. Si es modificada por el Senado, se tendrá que regresar a la Cámara de Diputados para que se validen o rechacen dichas modificaciones. Una vez que todos estén de acuerdo y se apruebe en el Senado, se turnará al Ejecutivo, es decir el Presidente.

Peña Nieto recibiría la Ley y antes de que sea aprobada por el Ejecutivo puede hacer observaciones, las cuales serían atendidas por los legisladores. Finalmente toca que el Presidente promulgue y publique la Ley de Seguridad Interior, si es que avanza tan suavemente como lo hizo este jueves entre los diputados…

Ahora, la aprobación de ésta tendría que estar lista para antes del 15 de diciembre, fecha en la que se acaba el periodo actual de la Cámara.

Esta Ley es una que ha generado diversas polémicas, pues tanto los partidos de oposición como organizaciones no gubernamentales han expresado su rechazo. Entre varias cosas acusan la militarización del país y la posible vulnerabilidad a los derechos humanos. Además, legisladores opositores han señalado que ésta carece de fundamentos constitucionales.

La Ley de Seguridad Interior, la cual se sostiene en parte en el Artículo 5 de la Ley de Seguridad Nacional, así como en los Artículos 29 y 129 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, podría darle a las Fuerzas Armadas –Ejército, Marina y Fuerza Aérea– la capacidad de cumplir funciones de los cuerpos policiacos y el Ministerio Público, así como trabajos de investigación.