Ley de Biodiversidad, propuesta por Ninfa Salinas, beneficia a Grupo Salinas

Pareciera que cada vez que se junta el Senado o la Cámara de Diputados es sólo para cometer un agravio en contra nuestra. Desde la Ley Mordaza a la Ley de Seguridad Interior, y pasando por sus exhorbitantes aguinaldos, nuestros presuntos representantes este mes solo han aprobado leyes perjudiciales para los ciudadanos… y la naturaleza, pues ahora aprobaron la muy criticada y controvertida Ley de Biodiversidad.

Esta ley, que es un severo agravio que pone en riesgo área protegidas y fauna silvestre, fue promovida por una senadora del Partido Verde. Sí: una ley que atenta contra el medio ambiente fue propuesta justo por el partido que dice cuidar el medio ambiente.

Como si esa contradicción no fuera suficiente para perder los estribos, esta ley permite a mineras hacer excavaciones en áreas protegidas. ¿Por qué un presunto partido ecologista permitiría tal cosa?

Ahí está el peine: la senadora que cabildeó y promovió la ley es nada más y nada menos que Ninfa Salinas, la hija de Ricardo Salinas Pliego, directiva de (¡qué casualidad!) Grupo Salinas, quien tiene un amplio negocio minero que incluye yacimiento en… áreas protegidas.

Así es, queridos lectores: esta es una ley a modo promovida por Ninfa Salinas para que la empresa en donde es directiva, Grupo Salinas, pueda con la mano en la cintura extraer recursos naturales de áreas protegidas. (Vía: SDP Noticias)

Cuatro personas tienen el 9% de todo lo que produce México (y con negocios que pertenecían a todos), ¿te parece justo?

Tanto académicos como ambientalistas habían exigido que fuera rechazada la ley a la cual le vieron múltiples peros. Algunas de sus quejas fueron incorporadas en la versión final que aprobó el Senado casi al cierre del periodo ordinario de sesiones. Sin embargo, en lo tocante a la extracción de recursos mineros e hidrocarburos no hubo modificación alguna. (Vía: La Jornada)

Gracias a esta ley también podrían salir perjudicados bosques y demás áreas naturales que en están en manos de comunidades indígenas por su valor simbólico y cultural. Así lo denunciaron hace meses académicos y activistas. (Vía: Sin Embargo)

El de por sí precario equilibrio de muchas zonas naturales de nuestro país está en riesgo gracias a un partido que, realmente, nunca ha defendido ningún postulado ecologista. Sin embargo pareciera que en esta lamentable ocasión se perdió completamente el decoro al respecto.

Ah, pero eso sí: ¿saben en qué dicen que es requete bueno el Partido Ecologista de México? En comprar tuits en plena veda electoral.

Publicidad