Las vocacionales del Politécnico volverán a clases

A pesar del lento avance de la negociación por fin se logró llegar a un acuerdo entre estudiantes y las autoridades del IPN.
Politécnico

Después de una asamblea de doce horas que concluyó la madrugada de este lunes en la Unidad de Estudios Superiores de Zacatenco, los representantes estudiantiles de la Asamblea General del Politécnico (AGP) y el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Enrique Fernández Fassnacht, acordaron que el próximo miércoles 11 de mayo se reanudarán actividades y con esto miles de estudiantes podrán salvar el semestre.

Como parte de las medidas que deberán ser tomadas, el Consejo General Consultivo definirá la recalendarización del semestre en curso para concluirlo sin afectar el curso del próximo ciclo escolar.

Además se designarán grupos consultivos en las vocacionales para responder individualmente a las necesidades y peticiones de cada plantel.

A pesar del lento avance de la negociación por fin se logró llegar a un acuerdo. Según diversos medios la discusión fue accidentada porque los representantes de la asamblea aprovecharon la reunión, cuyos términos tuvieron que defender por días, para discutir temas como la investigación del manejo de recursos que hacen los directivos de cada plantel —entre ellos se pidió la destitución del director interino del Cecyt 8, Narciso Bassols—y la creación de un sistema de denuncia efectivo para detectar a los grupos de choque.

Una de las tantas resoluciones a las que se llegó fue hacer prevalecer la promesa del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, de que no habrá represalias contra aquellos estudiantes que participaron en el paro.

Recordemos que hace unos días Nuño se mostró reticente al diálogo con los representantes de la asamblea una vez que estos se negaron a asistir a su convocatoria el pasado 5 de mayo.

Las instalaciones de los planteles deberán ser entregadas a las autoridades a más tardar el martes para poder habilitar las vocacionales para el día siguiente. Por lo pronto queda esperar a ver si las autoridades cumplen su palabra y si la asamblea representativa considera que se ha dado solución a su pliego petitorio.