La STPS firmó convenio con McDonald’s para apoyar a jóvenes que buscan trabajo

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, celebró que este acuerdo con McDonald’s beneficie a mil jóvenes mensualmente.

El viernes pasado, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) firmó un convenio con la cadena estadounidense de comida rápida McDonald’s para apoyar a jóvenes mexicanos que buscan un trabajo formal. También informó que obtendrán una beca y certidumbre del 80% de obtener el empleo.

“El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, celebró que este acuerdo beneficie a mil jóvenes mensualmente, luego de que la empresa ponga a disposición la información de sus vacantes, para que el Servicio Nacional de Empleo acerque al personal requerido por McDonald’s, a través de la vinculación laboral, bolsa de trabajo, portal y ferias de empleo”, señaló la dependencia en un comunicado.

Y es que según el funcionario, los trabajadores de la cadena de restaurantes “contarán con salarios dignos, prestaciones de seguridad social, capacitación continua y experiencia laboral”.

Sin embargo, de acuerdo con el diario La Jornada, para Gustavo Garabito Ballesteros, profesor investigador de la Universidad de Guanajuato, campus León, la empresa esta relacionada con trabajos descalificados, bajos salarios, pocas prestaciones sociales, un desalentador futuro laboral, fuertes cargas de trabajo y estrés.

Las críticas al trabajo de McDonald’s han sido tales, dijo el investigador, que a este tipo de trabajo precario y juvenil del sector se le llama “Mc Job” (Mc Trabajo).

Asimismo, los trabajadores no saben que cuentan con un contrato colectivo de trabajo con condiciones muy flexibles para la empresa, pero sí conocen la Asociación de Empleados de McDonald’s que además del descuento salarial que va directo a esta asociación, se encarga de organizar eventos recreativos para los empleados, como una convención anual, a la que asisten solamente los empleados seleccionados “por su desempeño”.

A los jóvenes empleados de McDonald’s, se les paga de 15 a 16 pesos la hora trabajada. Un promedio de mil 600 pesos quincenales. Son subcontratados como empleados generales, por lo que no tienen una actividad fija remunerada, de acuerdo con una investigación de la UAM Xochimilco y del Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDesc), fechada en 2013.

A su vez, no cuentan con un sindicato formal, sino con varios de “protección” que los obliga a firmar renuncias en blanco y un documento para deslindar de cualquier responsabilidad laboral a la empresa. Impiden la organización de los trabajadores para defender sus derechos y rara vez hay inspecciones de la STPS.

La contratación es temporal de jóvenes entre 16 y 22 años. No se forja antigüedad laboral ni contratos permanentes y la capacitación está a cargo de sus propios compañeros de trabajo.

Trabajan más de ocho horas por el mismo salario y no hay protección contra accidentes de trabajo y quienes sufren algún percance los despiden y les dan largas para darles su liquidación, hasta que los jóvenes se cansan de pedirla.

Sin embargo, pese a lo anterior, para Navarrete Prida, la firma de este contrato representa un compromiso para la empresa de contratar “de manera formal” a los jóvenes “que cumplan con el perfil requerido”.

El funcionario mencionó que “contarán con salarios dignos, prestaciones de seguridad social, capacitación continua y experiencia laboral”. Y afirmó que con esto se busca crear opciones reales de estabilidad para los jóvenes, ya que les permite combinar estudios y trabajo.

“Ahí está la importancia de este convenio que se firma con la Secretaría del Trabajo, con el Servicio Nacional de Empleo particularmente, y que ofrece tres opciones, la bolsa de trabajo, las ferias de empleo y la capacitación mixta en el programa Bécate, es decir, hay posibilidades de captar a esos jóvenes, una vez que los captamos vincularlos y después de vincularlos capacitarlos”.

Con el convenio, en su proceso de capacitación previo a la contratación a través del programa Bécate, la Secretaría del Trabajo les ofrecerá a los jóvenes una ayuda de tres salarios mínimos y apoyo de transporte. La empresa a su vez ofrece seguro contra accidentes y capacitación, y al final, el 80% de los egresados tendrán garantizado su trabajo en McDonalds, añadió el secretario.