La rapiña y la basura se hicieron presentes en Ecatepec durante la visita del Papa

Luego del recorrido que el Papa realizó por Ecatepec, muchos de los voluntarios que formaron la valla humana se llevaron adornos o arreglos florales.
Ecatepec

En Ecatepec la rapiña se hizo presente, y esto debido a que varios empleados del Estado de México apartaron refrescos, bebidas energéticas, jugos y yogurt, que llevaban consigo los los fieles y se quedaron con ellas. Según el portal de noticias “Sin Embargo”, desde muy temprano se inició con el hurto de estas bebidas, pues en los accesos al predio “El Caracol”, lugar donde ofició misa el Papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio), se prohibió la entrada con estos productos, ya que estaban embotellados en envases de PET.

Inclusive, auxiliares de chaleco rojo, que fueron empleados del Estado de México, apartaron refrescos, bebidas energéticas, jugos, yogurt, entre otros que no habían sido abiertos. Cerca de las tres de la mañana, un grupo de fieles proveniente del estado de Colima hizo frente a estas personas por sacar provecho de la situación.

“No es justo, ni siquiera avisan, sólo le quitan a uno su botella y la tira. Ya después le dicen que puede poner el líquido en una bolsa de plástico”, refirió una de las fieles.

El robo de cartones para dormir y pasar la noche también estuvo presente. Una joven fiel proveniente de Monterrey, Nuevo León, y que llevaba más de 48 horas viajando, contó que mientras dormía, y sin que se diera cuenta, le quitaron el cartón que formaba parte de su improvisada cama, por lo que tuvo que dormir en el suelo frío.

También trascendió que por la tarde, luego del recorrido de más de 10 kilómetros que el Papa realizó por el municipio de Ecatepec, muchos de los voluntarios que formaron la valla humana se retiraron, y al hacerlo, se llevaron piezas de los adornos o arreglos florales que se adornaron la Avenida Insurgentes, en el Fraccionamiento “Las Américas”, la cual culminaba en el predio “El Caracol”.

La basura fue otro de los problemas constantes, ya que pesar de que los vecinos del Fraccionamiento “Las Américas” colocaron letreros donde invitaban a los fieles colocar la basura en su lugar, en muchas ocasiones hicieron caso omiso alegando que solo habían bolsas de basura y que eran  insuficientes.