“La legalización de las drogas no va arreglar los problemas de seguridad”: Felipe Calderón

Calderón dijo que la política contra las drogas que "partió de un diagnóstico erróneo" refiere a la política general y mundial para perseguirlas.
Calderón

Y al que no le ha gustado nada el rumbo que ha tomado el Gobierno Federal en el tema de las drogas es al ex presidente Felipe Calderón de Jesús Hinojosa. Y es que en entrevista con la comunicadora Adela Micha, el expresidente aseguró que la violencia desatada en varias partes del país es por “un tema de drogas” y destacó que lo importante es combatir la criminalidad.

Calderón dijo que la política contra las drogas que “partió de un diagnóstico erróneo”, como ayer lo dijo el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al clausurar el tercer foro sobre el Debate Nacional sobre el Uso de la Mariguana, refiere a la política general y mundial para perseguirlas.

Señaló que es importante que se dé el debate de regulación de enervantes, pero insistió: “Con o sin legalización de drogas, la gran equivocación y el diagnóstico equivocado es suponer que simplemente con su legalización se van a arreglar los problemas de seguridad y de violencia”.

“Necesitamos un proceso de reconquista de las instituciones que fueron abandonadas por mucho tiempo y cayeron en manos de los criminales y que ahora hay que recuperarlas en favor de la sociedad”, dijo.

Y no solo eso, también detalló que: “En general el debate sobre las drogas en el mundo, y en este caso, lo importante de la noticia es que el secretario de Gobernación, se está decantando por legalizar las drogas. Y segundo, yo he señalado reiteradamente que durante mi administración lo que hicimos fue una política para hacer que en México se cumpliera la ley y se combatiera a la criminalidad en todas sus expresiones; tanto la criminalidad ordinaria, que va desde el homicidio hasta el secuestro, como el crimen organizado”.

El exmandatario señaló que la acción del Estado no es lo que provoca la violencia, sino la expansión territorial de las organizaciones criminales.

“Por no combatirlos, México se vio invadido por un cáncer terrible, que es el crimen organizado, que terminó ocupando pueblos, ciudades y en algunos casos estados enteros y al capturar a las instituciones convirtió al estado en enemigo de la sociedad; eso explica los casos terribles de Iguala, Tierra Blanca, la angustia y preocupación de los ganaderos de Tamaulipas, de los comerciantes Chilpancingo y Tierra Caliente, el dolor de muchas madres que ven a sus hijos desaparecidos”, puntualizó.

Cabe recordar que en las acciones en el combate contra las drogas en la administración calderonista se dieron más de 121 mil muertes violentas relacionadas con el narcotráfico, aproximadamente una muerte cada 30 minutos, según datos de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).