La ex presidenta municipal de Monterrey gastó 626 mdp sin justificarlos

La ex alcaldesa de Monterrey ya antes le había entregado simbólicamente las llaves de Monterrey a Jesucristo.
Monterrey

Para Margarita Alicia Arellanes Cervantes, la ex presidenta municipal de extracción panista de Monterrey, Nuevo León, las críticas no han amainado. Y ahora no se le señala por dejar a Norma Paola Mata Esparza, su “comadre”, como encargada del despacho de la alcaldía mientras buscaba la designación como candidata al PAN a la gubernatura del estado, o dejar endeudado el municipio por más de mil millones de pesos, o porque fue captada recientemente realizando compra compras en Miami, Florida, o visitando Puerto Rico. Ahora, a la ex presidenta panista se le imputa el gasto de al menos 626 millones de pesos, sin haberlos justificado.

Así lo dió a conocer el periodico Reforma, en base a la revisión final de las actas entrega-recepción del Gobierno regiomontano, en las que se señala que la administración de la panista contrató bienes y servicios sin tener la suficiencia presupuestal correspondiente y sin registrar las facturas en los sistemas contables del municipio.

De acuerdo con los datos del reporte, el adeudo que es de 626 millones de pesos en facturas no registradas, se asemejan a los pasivos que sí cuentan con documentos formales como deuda de corto plazo, por 644 millones. A su vez, el alcalde priísta, Adrián Emilio de la Garza Santos, indicó que falta agregar pagos que posiblemente tendrán que hacer por sentencias judiciales, y que el pasivo que recibió su gestión se dispara a mil 595 millones de pesos.

Por tal motivo, el alcalde mencionó que se emprenderán acciones legales, las cuales determinarán en los próximos días y en este marco no descartó presentar denuncias penales contra funcionarios de la pasada administración.

Arrellanes Cervantes no es la primera vez que esta bajo polémica, ya que durante su gestión, la entonces alcaldesa le entregó simbólicamente las llaves de Monterrey a Jesucristo, pidiendo “su reino de paz y bendición sea establecido”.