Karime Macías, la esposa de Duarte, es acusada por contador de exgobernador

Mientras que el sábado pasado Javier Duarte fue apresado por la policía guatemalteca y todos centrábamos nuestra atención en el circo que ocurría con uno de los “delfines” favoritos del “nuevo PRI”, en España fue detenido uno de sus colaboradores más cercanos, el encargado de mover el dinero y desviar presupuestos estatales: José Juan Janeiro Rodríguez, el “contador” de Javier Duarte.

Su testimonio, dado a las autoridades españolas, fue utilizado por la Procuraduría General de la República (PGR), para asegurar el proceso de Duarte. Los ministros de Justicia y Gobierno del vecino del sur han declarado en diversas ocasiones que ellos pudieron detener y deportar a Duarte, dejando la labor de la captura a las autoridades mexicanas, sin embargo, la petición de la PGR fue, expresamente, una detención con fines de extradición, un proceso que podría tardar (en el peor de los casos) un año. (Vía: El Universal)

Janeiro Rodríguez también ha hecho declaraciones respecto a la responsabilidad que la esposa del exgobernador y su familia podrían tener dentro de la red de corrupción y complicidades: más allá de las libretas encontradas en Córdoba, Ver., donde se lee miles de veces “sí merezco abundancia”, la misma PGR dio parte de esto en la información entregada a la justicia guatemalteca: las declaraciones del contador veracruzano son:

“para señalar de manera clara y precisa, datos y hechos que involucran en forma directa a Javier Duarte de Ochoa y a la esposa de éste, de nombre Karime Macías Tubilla, en la obtención de recursos del gobierno de Veracruz para [su] beneficio.” (Vía: El Universal)

A pesar de que sus mismas fuentes confirman la complicidad de Macías Tubilla, la PGR no lanzó ninguna orden de captura contra ella ni contra sus familiares, por lo que las autoridades guatemaltecas lo único que pudieron hacer fue revisar su estatus migratorio, en el que no había nada ilegal. Incluso la PGR ya ha declarado que no “posee suficientes evidencias” para lanzar la orden de captura de la exprimera dama, aunque eso no significa que no está siendo investigada, pues Animal Político encontró que, en al menos dos carpetas del caso Duarte, aparecen ella y su familia señalados como partícipes de una amplia red de prestanombres, trianguladores y depositarios de dinero del erario veracruzano. (Vía: Animal Político)

Sin Embargo, por ejemplo, ha revisado las declaraciones fiscales de la familiar Duarte Macías y las ha comparado con los gastos que, ya fuera en declaraciones o en fotografías demostraba la familia del gobernador. Como es predecible, no concuerdan (pero ni de cerca).

El día de ayer, una fotografía de Macías confirmó que más tardaron en procesar a su marido que ella en huir de Guatemala. En un vuelo, primero, a Bogotá y luego a Londres -donde estaría aterrizando en la mañana de hoy.

“Sigue el dinero”, rezan los viejos manuales de novela policiaca: quien tiene las cuentas, tiene la información importante. De ahí que al crear un cerco alrededor de los cómplices de Duarte, su contador fuera la fuente natural de información sobre los cómplices.

Sin embargo a muchos sorprende que Macías no haya sido señalada antes. Aun los que alegan que Macías no tendría que saber necesariamente lo hacia su marido, están de acuerdo en que debió haber sido llamada a declarar desde un principio.

Ahora que llegó la acusación directa del contador de Duarte habrá que ver cuánto tarda la PGR en responder.

Publicidad