Jóvenes de la generación “Z”, unos “godínez” recargados

godínez

De acuerdo con un informe publicado por el sitio de empleos, Monster WorldWide, los jóvenes de la Generación “Z”-jóvenes nacidos entre 1995 y los primeros años del 2000- están más dispuestos que sus mayores a trabajar horas extras y también durante los fines de semana, con tal de obtener mejores salarios y más beneficios laborales. Ser unos “godínez” de tiempo completo no es algo que los aterroriza, incluso aceptarían ser una versión recargada.

Los datos presentados por el sitio fueron recopilados por la agencia de investigación TNS, y se encuestó a más de 2 mil jóvenes de distintas edades. El 58% de los integrantes de la Generación Z, de entre 15 y 20 años, afirmó que sí trabajarían por la noche a cambio de un mayor salario, mientras que sólo un 45% de los millennials, un 40% de la generación X y un 33% de los baby boomers estarían dispuestos a hacerlo. (Vía El Financiero)

El informe señaló que, de todos los encuestados, los pertenecientes a la generación Z fueron los más motivados por el dinero; sin embargo, el 74% de ellos dejó claro que el trabajo debería tener un propósito más importante que el dinero.

A propósito de lo anterior, un 70% de los encuestados señaló que su mayor prioridad son los seguros médicos, en segundo lugar ubicaron los salarios competitivos, después un jefe al que respeten y, finalmente, un margen para crecer y permisos parentales. Requisitos que son muy similares a los de las generaciones anteriores.

La información presentada por el sitio no resulta tan sorprendente si consideramos que hablamos de una de las generaciones más jóvenes y que ésta aún se mantiene ajena a las responsabilidades que implica tener una familia y poder corresponder a horarios laborales irregulares.

Finalmente, conviene complementar estos datos con una encuesta que la firma global de investigación y asesoría Universum presentó el año pasado, en la que se indicó los jóvenes pertenecientes a la Generación Z, presentan más ansiedad que los millennials cuando hay temores de bajo rendimiento y no encuentran un trabajo que se ajuste a sus fortalezas y personalidad. (Vía Forbes)