Ismael “El Mayo Zambada” es el verdadero líder del Cártel de Sinaloa

La operación del Cártel jamás se ha debilitado. Y no sólo eso, sino que se ha observado una expansión trasnacional bajo el liderazgo de "El Mayo".
Mayo

Mientras el Gobierno Federal sigue prestando atención a la captura de Joaquín Guzmán Loera y sus posibles nexos con la actriz Kate del Castillo Negrete-Trillo, el Cártel de Sinaloa sigue intacto y aún está controlado por Ismael Zambada García alias “El del Sombrero”, “El M Grande”, “El Padrino”, “El Quinto mes” o “El Mes Cinco” o simplemente “El Mayo”. Zambada Garcia es también quien maneja al Cártel del Pacífico.

“Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y mariguana que cualquiera en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camionetas y barcos”, dijo “El Chapo” ante el histrión Sean Justin Penn. Pero quien en realidad maneja la “empresa” es Zambada García.

Al igual que Guzmán Loera, Zambada García tiene orígenes humildes e inició su trayectoria en el narcotráfico en la década de los setenta en el Cártel de Guadalajara, que en esos tiempos lideraba Miguel Ángel Félix Gallardo alias “El Padrino”, Ernesto Fonseca Carrillo alias “Don Neto” y Rafael Caro Quintero alias “El Narco de Narcos”. Después del desmembramiento del Cártel de Guadalajara, trabajó en el Cártel de Juárez de Amado Carrillo Fuentes alias “El Señor de los Cielos”, en la cual ascendió hasta asumir su liderazgo tras la muerte de Carrillo Fuentes.

En contraste con Guzmán Loera y otros narcotraficantes, Zambada García siempre ha procurado mantener un perfil bajo, lo cual le ha permitido permanecer prácticamente intocable frente a las autoridades mexicanas y estadounidenses durante cuatro décadas. Estas conductas contrapuestas, sobre todo en los años recientes, tienen que ver con lo que algunas autoridades presumen en el sentido de que “El Chapo Guzmán” hace mucho que ya no es el cerebro del Cártel.

“El Chapo Guzmán es como Cuau­htémoc Blanco: ya no juega, pero jala la marca”, expresó alguna vez  el diputado independiente Manuel Jesús Clouthier Carrillo.

Y es que los hechos recientes le da la razón a legislador independiente, porque aunque Guzmán Loera es una figura mediática por diversas razones, la operación del Cártel jamás se ha debilitado. Y no sólo eso, sino que se ha observado una expansión trasnacional bajo el liderazgo de “El Mayo”. Cuando fue entrevistado por el actor Sean Penn, Guzmán Loera le mencionó que “si me detienen, el narcotráfico va a seguir igual”.

Similares declaraciones que Zambada García le dijo al fallecido periodista, Julio Scherer García, cuando en el 2010 entrevistó al líder narcotraficante en la sierra: “Si me atrapan o me matan, nada cambia”.

“Un día decido entregarme al gobierno para que me fusile. Mi caso debe ser ejemplar, un escarmiento para todos. Me fusilan y estalla la euforia. Pero al cabo de los días vamos sabiendo que nada cambió”.

Ismael  Zambada es ya una leyenda en la sierra del estado de Sinaloa, misma que se ha convertido en su refugio durante 40 años de operación y, pese a los grandes operativos de las fuerzas de seguridad federales, nunca lo han atrapado. La fiscalía apunta a que fue él quien organizó la segunda fuga de “El Chapo”. A su vez, el jefe de operaciones de la Administración para el Control de Drogas (DEA), Jack Riley, afirmó que “Zambada García es el narcotraficante más poderoso. Creo que la organización que formó es la más sólida que existe, porque ha perdurado en la historia del narcotráfico internacional”, apuntó.

Sin luces, sin cámaras y sin grandes expresiones de poder como lo hacen otros grandes narcotraficantes, Ismael Zambada García es hoy por hoy la verdadera cabeza del Cártel de Sinaloa, y aunque el hoy afamado “Chapo Guzmán” esté otra vez preso, el negocio del trasiego de estupefacientes hacia Estados Unidos y otras partes del mundo sigue, y Zambada García es ahora el narcotraficante más buscado y poderoso de México y EE.UU.