¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Innsbruck continúa análisis científicos de restos óseos y cabellos

Este viernes se hicieron públicos los análisis para identificar el ADN de los restos humanos relacionados con los hechos de Iguala, que realizó Innsbruck.

Este viernes se hicieron públicos los análisis para identificar el ADN de los restos humanos relacionados con los hechos de Iguala, que realizó la universidad de Innsbruck en Austria. El sobre que contenía los resultados fue abierto en presencia de integrantes del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, del Equipo Argentino de Antropología Forense y de la Procuraduría General de la República.

Entre las muestras que se enviaron a Austria había 53 fragmentos de ropa y cabellos, encontrados en los autobuses en que viajaban los normalistas; nueve muestras óseas y cabellos, hallados en el basurero municipal de Cocula y dos muestras óseas, tomadas de la bolsa con restos encontrada en el río San Juan.

Los restos encontrados en los autobuses se enviaron a Innsbruck en septiembre de 2015; el resto, en diciembre del mismo año. El objetivo de la investigación científica era determinar perfiles genéticos a partir de las muestras.

Hace algún tiempo, se informó a los padres normalistas que los huesos provenientes del basurero de Cocula y del río San Juan no habían podido ser analizados correctamente bajo la técnica de ADN STR Nuclear ni ADN Mitocondrial. Debido a esto, se intentará hacerlo con la técnica de Secuenciación Masiva Paralela.

En relación con las muestras de cabello, el IMG identificó que algunas eran de origen humano y otras de origen animal. En relación con las de origen humano, se les aplicó la técnica de ADN Mitocondrial, por estar cortados y no tener bulbo, obteniéndose una misma secuencia, la cual no correspondió con ninguna de las secuencias de las familias. Esta muestra fue recolectada en una zona de la retícula principal en donde no hay restos óseos (cuadrícula E12) del basurero de Cocula, en el interior de un recipiente de metal mezclado con restos de basura (vía PGR).