EE.UU. pide extradición de Eugenio Hernández

El gobierno de los Estados Unidos ha hecho oficial su petición de extradición del exgobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández. El ex gobernador está acusado del otro lado de la frontera por los delitos de lavado de dinero, fraude bancario y de operar un negocio de transferencia de dinero y divisas sin licencia.

La petición fue realizada ante la Secretaría de Gobernación el pasado 7 de diciembre del presente año por la embajada de los Estados Unidos, sin embargo la PGR apenas fue notificada de la acción legal.

“Hernández podría es acusado de haber lavado 300 millones de pesos de los tamaulipecos”.

El día de hoy el ex gobernador del estado del norte del país fue notificado en audiencia, realizada a las 3 de la tarde, sobre la petición de extradición del gobierno norteamericano.

A Eugenio Hernández Flores se le acusa de haber operado una compleja red de empresas fantasmas por medio de las cuales se lavaron la nada desdeñable cantidad de 300 millones de pesos. (Vía: Animal Político)

Tanto él como su cuñado, Óscar Manuel Gómez Guerra, están acusado de utilizar contratos falsos para robar dinero público del estado de Tamaulipas.

Por el momento, el ex gobernador del PRI se encuentra a disposición del juez de distrito en Ciudad Victoria, donde fue detenido a principios de octubre del presente año. Se contempla que el proceso de extradición en su contra se prolongue hasta seis meses antes de que finalmente cruce la frontera para enfrentar la justicia norteamericana. (Vía: El Universal)

Entre los delitos que presuntamente cometió el ex gobernador de Tamaulipas en complicidad con su cuñado está haber abierto cuentas fraudulentas y la entrega de documentación falsa en dos bancos del Valle de Texas, Inter National Bank y Lone Star Bank of Comerse. De ahí que ahora el gobierno de los Estados Unidos pida su extradición.

Por eso, queridos amigos gobernadores corruptos, la próxima vez que quieran defraudar un estado, procuren que sus delitos no ocurran en suelo gringo donde es un poquito más probable que los cachen y los entamben. Por le momento, el ex gobernador tiene escasas 72 horas para rechazar o admitir la extradición.

 

Publicidad