Héctor Astudillo propuso legalización de la amapola para uso médico

El pasado 28 de abril muchos de los campesinos que siembran amapola participaron en un bloqueo en la Autopista del Sol.
Astudillo

Como medida para contrarrestar la violencia que ha azotado Guerrero, el gobernador del estado, el priísta Héctor Astudilloel mismo que hace unos días pidió a la población guerrerense que resistiera un año para solucionar los problemas de inseguridad en la entidad— ha sugerido trabajar sobre un programa piloto para la legalización de la siembra de amapola empleada únicamente con fines medicinales.

Y es que la ola de violencia que ha imperado en Guerrero en los últimos años no ha hecho más que incrementar. Este es el estado con mayor índice de impunidad, homicidios dolosos y desapariciones en México.

Sin ir más lejos, la semana pasada se suscitaron dos balaceras en la zona comercial del puerto de Acapulco, donde se enfrentaron grupos delictivos contra la policía estatal. Sucesos como este ponen al descubierto el estado de vulnerabilidad en el que se encuentra la población civil.

Esta propuesta busca la creación de un órgano regulador federal que sea el único autorizado para supervisar la producción de amapola, que esté sujeto a un control fiscal con regularidad y que sean solo empresas químico-farmaceúticas las que puedan adquirirla legalmente.

Algunos mandatarios han expresado su apoyo a la iniciativa, este es el caso de Graco Ramírez, gobernador de Morelos —quien ya había expresado antes su posición respecto al proceso de legalización de la marihuana.

Según informes de la SEDENA, Guerrero es el estado con mayor producción de amapola en el país y se calcula que más de 50 mil campesinos de la sierra guerrerense dependen de su siembra para vivir. Según un artículo publicado en El Universal, la venta de amapola para los campesinos es mucho más rentable que cualquier otra producción agrícola de la zona.

El pasado 28 de abril muchos de estos trabajadores —“gente armada con intereses ocultos” según el propio Astudillo— participaron en un bloqueo en la Autopista del Sol para exigir que el gobierno dejara de fumigar sus campos. Esto desembocó en un enfrentamiento con la policía y en la detención de 71 personas.

Ahora que la propuesta descansa sobre la mesa, habrá que esperar a que el gobierno tome una postura y ponga en marcha medidas reales en materia de legalización.