¿Habrá diálogo entre CNTE y Presidencia?

Representantes de la CNTE tuvieron una reunión con Carlos Romero, director de Audiencia Ciudadana de la Presidencia de la República.

Al concluir la manifestación contra la Reforma Educativa (que fue del Antimonumento +43 a Los Pinos en la Ciudad de México), algunos representantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tuvieron una reunión con Carlos Romero, director de Audiencia Ciudadana de la Presidencia de la República.

Sin embargo, el resultado del encuentro no es claro. Por un lado, los maestros disidentes aseguran que en las oficinas de gobierno se comprometieron a establecer una mesa de diálogo y a frenar la represión contra el movimiento magisterial.

Enrique Enríquez Ibarra, secretario general del magisterio disidente de la Ciudad de México, agregó que los hemos retado al debate público y abierto sobre qué entienden por un programa nacional de educación, del método y la didáctica, pero su respuesta han sido los garrotes y la Policía Federal. Insistió: la reforma educativa no va a pasar (vía La Jornada).

Por su parte, la Presidencia de la República emitió desde su página web un comunicado oficial donde se puede leer lo siguiente:

El Gobierno de la República reitera su disposición al diálogo, siempre y cuando los líderes de la CNTE acepten la Reforma Educativa y el propósito del diálogo sea explorar mecanismos para acelerar la implementación de la Reforma en Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca (vía Presidencia).

A pesar de que ambas partes coinciden en que habrá diálogo, sus perspectivas son muy distintas. No es lo mismo un debate público de los temas que interesan a la Coordinadora (rechazar la Reforma Educativa)  que una conversación sobre el entendido de que la Reforma es un hecho y sería anticonstitucional ignorarla.

Todos pueden decir que están dispuestos a dialogar, pero las bases previas de la conversación determinan los alcances reales de un intercambio crítico de argumentos.