Habitantes de Santa Clara del Cobre presentaron queja ante CEDH

El conflicto que prevalece en Santa Clara del Cobre por que el párroco Heriberto Díaz Piñón no respeta sus usos y costumbres.
Santa

A ocho años de haber iniciado el conflicto entre habitantes de la comunidad indígena de Santa Clara del Cobre, Michoacán y el párroco de dicho municipio, Heriberto Díaz Piñón, el Tribunal Electoral de Michoacán (TEEM) se encuentra en la elaboración de la sentencia de la demanda presentada contra la Dirección de Asuntos Religiosos del gobierno de Michoacán por la violación a los derechos político-electorales.

Esto después de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) turnara al TEEM la demanda, y de que fuera desechado un proyecto de sentencia en el que se aducía que el conflicto no era de su competencia porque no tenía que ver con los derechos políticos.

En entrevista con el rotativo Cambio de Michoacán, Orlando Aragón Andrade, quien es el abogado integrante del Colectivo Emancipaciones, y responsable del caso, refirió que pese a que la demanda fue contra la Dirección de Asuntos Religiosos y de que el párroco Heriberto Díaz Piñón no es parte del caso, este tuvo acceso a las listas de los casi mil 700 firmantes, mismas que exhibió a las puertas del templo en un intento de confrontar a los pobladores.

Y es que esta acción fue considerada por el abogado como preocupante ya que, dice, es una clara muestra de complicidad entre la Dirección de Asuntos Religiosos y el párroco, quien además ha utilizado el sermón para que se estigmatice a los integrantes del Barrio de las Ánimas, San Nicolás y San Francisco, a fin de provocar un conflicto entre la gente.

Luego de que en dos ocasiones fueran publicadas las listas, en las mismas circunstancias, se interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) contra la Dirección, ya que consideran que es la única que pudo haberle proporcionado al sacerdote los nombres de los demandantes.

Respecto a un posible acercamiento con el sacerdote o el obispo, Gerardo Díaz Vásquez, Orlando Aragón precisó que no se ha logrado por el grado de polarización a que ha llegado el conflicto, en el que la parte eclesiástica insiste en que la organización de los barrios les corresponde a ellos como Iglesia, argumento que choca con el punto de la defensa que defiende que forma parte de la libre determinación de las comunidades, además de la agresividad que el cura ha utilizado en sus sermones en los que ha llamado “judas” a quienes interpusieron la demanda, indicó Aragón Andrade.

El abogado recordó que el punto de inicio del conflicto fue el destituir al cabeza de pueblo para luego comenzar a cambiar gente y cosas de los barrios; aunado a lo anterior y al considerar que no se acató su disposición, no se les oficia misa en sus capillas. Los integrantes de los barrios “agredidos” también interpusieron previamente una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), contra el obispo de Tacámbaro, Gerardo Díaz Vázquez, y el sacerdote Heriberto Díaz Piñón, a quienes la CONAPRED requirió un informe sobre el tema.

A su vez, el Obispo de la Diócesis de Tacámbaro, Gerardo Díaz Vázquez, reconoció que no existe disposición de los representantes de los barrios para solucionar el conflicto que prevalece en Santa Clara del Cobre, en donde un grupo de habitantes que pertenecen a la comunidad indígena han acusado al párroco Heriberto Díaz Piñón de no respetar sus usos y costumbres.