Giro en el caso de multihomicidio en la Narvarte.

Las pesquisas sobre el caso del múltiple homicidio han dado un giro, luego de corroborarse que los presuntos homicidas no convivieron con las víctimas la madrugada del 31 de julio.

La Procuraduría General de Justicia (PGJDF), dio a conocer que en base a las declaraciones de Arturo “N”, Rubén Espinosa, Nadia Vera y él llegaron al apartamento aproximadamente a las 2 de la mañana y ahí estuvieron hasta las 9, conviviendo con Yesenia y Nicole.

A esa hora, Rubén y Arturo se retiraron del lugar y Nadia se fue quien abrió la puerta principal del edificio con el interfón y los despidió desde la ventana, sin embargo momentos después Rubén decidió regresar al departamento.

Arturo mencionó que cerca de las dos de la tarde le envió un mensaje vía WhatsApp a Rubén, pero al no contestar, le resto importancia porque sabía que el celular del fotoperiodista estaba sin batería.

Esbeidy “N”, otra de las testigos, confirmó que si hubo una reunión la madrugada de ese viernes y cuando se fue a laborar vio que Arturo, Rubén, Nadia, Yesenia y Nicole seguían conviviendo sin ver a ningún extraño en la reunión.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal no ha definido cual fue la hora en que ingresaron los tres homicidas al departamento, pero se tiene evidencia de que las chapas de las puertas no fueron forzadas, por lo que se asume que una de las víctimas los conocía y les abrió la puerta.

La procuraduría capitalina presume que eran amigos de Nicole, quien fue la mas lastimada, y que analiza si tiene alguna relación con bandas delictivas, en especial con aquellas que se dedican al robo de casas habitación en el DF. La dependencia reiteró que siguen abiertas todas las líneas de investigación en este caso.

Por: Redacción PA.