Familiares denunciaron ante la CIDH asesinato y tortura de normalistas de Ayotzinapa en 2011

Familiares de los normalistas de Ayotzinapa, Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, asesinados durante un operativo policial en diciembre de 2011 en la Autopista del Sol en Chilpancingo, Guerrero, han denunciado al Estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por la falta de investigación y sanción de las graves violaciones a derechos humanos que ocurrieron ese día.

La denuncia fue acompañada por el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, el Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (ambas integrantes de la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos), y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).

Los familiares pidieron a la CIDH que se considere la petición y se responsabilice al Estado mexicano por la violación del derecho a la vida, a la integridad y libertad personal, al derecho a no ser sometido a torturas, ni a tratos crueles, inhumanos y degradantes y al derecho a las garantías judiciales y a la protección judicial.

El 12 de diciembre de 2011, agentes policiales estatales y federales desalojaron de manera violenta una manifestación de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa sobre la Autopista del Sol. Dos estudiantes normalistas fueron ejecutados extrajudicialmente, Jorge Alexis y Gabriel, y tres más fueron heridos por impactos de proyectil de arma de fuego; al menos 24 personas fueron privadas arbitrariamente de la libertad y un estudiante, Gerardo Torres, fue torturado. A cuatro años y a pesar de que existen pruebas, las violaciones permanecen en impunidad y el Estado mexicano no ha adoptado medidas para garantizar que hechos similares se vuelvan a repetir.

normalistas

Por: Redacción PA.