Estudiante de la BUAP secuestró y asesinó a un compañero suyo

Aldo Islas Todd fue asesinado el 17 de mayo del presente año; su cuerpo fue encontrado en el motel Miño, en Puebla. La Fiscalía del Estado de Puebla presentó ayer la los responsables de este crimen, un grupo de secuestradores entre los que se encuentran una niña de 15 años y un estudiante de la BUAP, compañero de Aldo. Ellos podrían pasar desde 80 hasta 140 años en prisión.

La detención sucedió durante el fin de semana pasado, en un cateo en San Martín Texmelucan, pero hasta el día de ayer se reveló la identidad de los presuntos criminales. Este grupo de 5 presuntos secuestradores buscaba cobrar 750 mil pesos a los padres de Aldo por el rescate. No contaban con que los padres de Aldo había contactado a las autoridades y que estas habían logrado recabar datos importantes para detenerlos. (Vía: El Sol de Puebla)

Lo más impresionante en esta detención es las participaciones de Nayeli “N”, de 15 años y Uriel, de 19 años, quien fue compañero de Aldo en la BUAP.

Aldo estudiaba Contaduría en la universidad poblana; ahí conoció a su secuestrador quien lo había convencido de acudir a Plaza Dorada para encontrarse con un grupo de personas con las que habrían de irse de fiesta. Eran en total 3 hombres y dos mujeres; en ese grupo se encontraba la menor de edad.

De la plaza acudieron primero al Hotel 5 Villas; más tarde se movieron al Motel Miño, en el fraccionamiento Resurgimiento. Fue en ese motel donde asesinaron a Aldo, por asfixia, y abandonaron su cuerpo. El Universal(Vía: )

Eso no impidió que siguieran llamando a los padres de Aldo, procedente de Teziutlán, para exigir el pago del rescate. A la mañana siguiente, el 18 de mayo, el cuerpo de Aldo fue encontrado sin vida y con ese hallazgo cesaron también las llamadas de los secuestradores.

Solo 4 de los cinco secuestradores detenidos fueron ya enviados al penal de San Miguel, desde donde atenderán a su juicio en el que podrían ser condenados a más de 80 años de prisión, de ser encontrados culpables. La menor de edad recibirá un trato distinto por parte de las autoridades.

Los padres de Aldo hicieron un llamado a que aquellos que se encuentren en una situación semejante a la que ellos pasaron, no duden en acercarse a las autoridades y denunciar. Igualmente agradecieron el apoyo de las autoridades en este caso.

Por supuesto, aunque es de celebrarse el actuar eficiente de la Fiscalía en este caso, pasará a la historia de la Buap este hecho completamente ominoso de un estudiante que secuestró a un compañero suyo. Los padres de Islas Todd afirmaron no saber cómo se llevaba su hijo con Uriel, el secuestrador; tampoco habían escuchado hablar de él.