Es Oaxaca es primer lugar en agresiones a mujeres defensoras de DH

Las fuerzas federales, "generaron un aumento de las violaciones a derechos humanos en Oaxaca": ONGs.
Oaxaca

En el estado de Oaxaca, de 48 ataques contra defensoras de derechos humanos que se registraron en el año 2012, la cifra creció a 189 agresiones en 2015, así lo alertaron el Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca y la Red de Mujeres Activistas y Defensoras de Derechos Humanos de Oaxaca. Subrayaron que en más del 30 % de las agresiones los autores fueron identificados como autoridades “en un contexto de militarización y criminalización del movimiento social, magisterial y popular oaxaqueño.

Por lo tanto, Oaxaca se coloca en el primer lugar nacional de ataques contra mujeres defensoras, señalaron las organizaciones durante la presentación del informe “Defensoras de Derechos Humanos en la mira, desafíos para su protección integral en Oaxaca”, y exigieron el alto inmediato de la de criminalización de la protesta social en el estado y el retiro de las fuerzas federales pues, lejos de mejorar las condiciones de seguridad, “generaron un aumento de las violaciones a derechos humanos en el estado generando un clima de terror e incertidumbre”.

En el informe, presentado por Ariadna Tovar Ramírez, investigadora en el Área de Defensoras y Defensores de DH de la Oficina Regional de Amnistía Internacional para las Américas (AI) y de Yesica Sánchez Maya, de Consorcio Oaxaca, se muestra que las defensoras de los derechos a la tierra y el territorio, así como las defensoras de los derechos a la participación política y comunitaria de las mujeres y del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, son quienes sufren el mayor número de agresiones y siguen enfrentando discriminación y riesgos de particular gravedad. Destacaron que una nueva tendencia documentada en el 2015, es la criminalización y ataques a las defensoras del derecho a la educación y derechos laborales de las y los trabajadores de la educación.

Las defensoras destacaron que los ataques que fueron registrados con mayor frecuencia son: la intimidación y el hostigamiento psicológico; la calumnia, señalamiento y campañas de desprestigio, y las amenazas, advertencias y ultimátums. Yesica Sánchez Maya caracterizó los ataques específicos que sufren las defensoras por su condición de género, que las vulneran de manera diferenciada a los defensores varones y representan una tercera parte de los ataques. Entre los ejemplos destacó el acoso sexual, las amenazas y agresiones a familiares y la descalificación a las defensoras en sus roles de género aludiendo a su vida sexual.