Es inconstitucional el delito de “ultrajes a la autoridad”: SCJN

La SCJN abrió la puerta para que, en caso de resolver otros tres asuntos en el mismo sentido, se inicie un procedimiento de Declaratoria de Inconstitucionalidad.
SCJN

Y en un fallo sin precedentes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha declarado el día de ayer (7 de marzo), que es inconstitucional el delito “ultrajes a la autoridad”, el cual está estipulado en el artículo 287 del Código Penal del Distrito Federal. Por nueve votos contra dos, los ministros del máximo tribunal del país coincidieron en que dicho articulo es poco claro e impreciso.

Y es que la SCJN concedió el beneficio a Norma Rangel Salazar, quien fue sentenciada a diez meses de prisión por insultar a un grupo de policías que realizaban un operativo para retirar a vendedores ambulantes en la delegación Xochimilco, en la Ciudad de México. Y una vez resuelto el primer asunto, la Corte también amparó a Gabriela Hernández Arreola, la cual fue detenida durante las manifestaciones del 2 de octubre de 2013.

Por su parte, el juez José Ramón Cossío planteó que, además de ser poco claro, dicho ilícito vulnera los derechos, ya que limita la libertad de expresión, sin que dicha restricción sea necesaria para una sociedad democrática como, dijo, lo es México.

“El artículo impugnado es la medida más lesiva contra el ciudadano que decide expresar sus ideas a través de ultrajar a la autoridad, pues sanciona con privación de la libertad esa expresión, sin que ello esté verdaderamente justificado o sea necesario en una sociedad democrática”, expuso el magistrado.

De esta forma el máximo tribunal de la nación abrió la puerta para que, en caso de resolver otros tres asuntos en el mismo sentido, se inicie un procedimiento de Declaratoria de Inconstitucionalidad que tendría como objetivo la eliminación inmediata del artículo del Código Penal, como en el caso de la marihuana.

“Estoy de acuerdo con la inconstitucionalidad de la norma, no necesariamente por la propuesta de libertad de expresión, creo que pueden darse conductas en este sentido que pudieran ser sí justamente restringidas en la libertad de expresión; para mí, substancialmente me convence el argumento de la taxatividad, creo que sí se deja muy abierto el concepto con el puro verbo “ultrajar”, porque pueden caber muchísimas condiciones ahí como ofender, humillar, despreciar, violar, maltratar, dañar, menoscabar, manosear, agraviar, ya sea de palabra o de obra; quedan abiertas muchas circunstancias”, indicó el ministro Presidente, Luís Maria Aguilar Morales.

Hay que destacar que solo dos integrantes de la Corte, los ministros Jorge Pardo Rebolledo y Margarita Luna Ramos, plantearon que el artículo sí se apega a lo planteado por la Constitución y no vulnera los derechos humanos y tampoco el principio de taxatividad (que limita, circunscribe y reduce un caso a determinadas circunstancias). 

“La libertad de expresión no es un derecho absoluto, es un derecho que tiene restricciones, que la Constitución así lo establece y que desde luego, están como restricciones el ataque a la moral, a la vida privada, a los derechos de tercero, que no se provoque con esta conducta algún delito o que se perturbe el orden público”, manifestó Luna Ramos.