Entregaron las firmas de la Iniciativa Ciudadana Ley 3de3 al Senado

La iniciativa de Ley 3de3 también contempla a los millones de políticos y servidores públicos ofrecen lo mejor de sí en el cumplimiento de sus responsabilidades.
Ley

Diversos representantes de la Sociedad Civil partieron hacia el Senado de la República para hacer la entrega de firmas recolectadas de la Ley 3de3. Los ciudadanos han demandado al Senado un compromiso contundente para impedir que el servicio público sea fuente de riqueza ilegal y, en suma, combatir de frente la crisis nacional de corrupción.

Y es que la sociedad ha detectado que la debilidad del Estado de derecho y el abuso de los cargos públicos para beneficio privado, erosionan a las instituciones de la democracia y frenan el potencial de la economía.

Es por eso que a partir de hoy, cientos de miles de ciudadanos evaluaran el compromiso real de cada uno de los integrantes del Senado de la República frente al desafío de la corrupción. El debate y la resolución legislativa de la iniciativa de Ley 3de3 que hoy presentan en nombre de 291,467 mexicanos, permitirá comprobar si las iniciativas ciudadanas son un instrumento para incrementar la confianza hacia los políticos o profundizar la actual crisis de credibilidad.

Con esta iniciativa, la sociedad mexicana ha demostrado que está a la altura de los retos en materia de democracia actuales. Dejaron de lado el hartazgo estéril para dar paso a una propuesta innovadora y constructiva. Esta protesta pública tomó forma de participación cívica ya que la voluntad de transformar a México cobró forma en una iniciativa elaborada con el mayor rigor técnico, validada por los mejores juristas, especialistas e instituciones académicas del país.

Entre los muchos aspectos positivos de esta iniciativa destacan tres:

1.-Define claramente la corrupción, a partir de diez tipos de conductas ilegales.

2.-Rediseña el sistema de responsabilidades de los servidores públicos.

3.-Permite sancionar a particulares en hechos de corrupción.

A su vez, la iniciativa de Ley 3de3 también contempla a los millones de políticos y servidores públicos ofrecen lo mejor de sí en el cumplimiento de sus responsabilidades, por lo que ayuda a fortalecer la reputación de funcionarios y contribuye a dignificar el servicio público.

Además, incrementa la certidumbre de su labor. Hoy están vigentes seis mil 500 hipótesis de obligaciones en la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos que norman su comportamiento, lo cual incentiva la parálisis en la toma de decisiones. De aprobarse la ley, 11 criterios fundamentales normarían la conducta de quienes tienen una responsabilidad pública.

Con los elementos descritos y el resto de los componentes de la ley, la sociedad mexicana presentó una iniciativa que, como dijo el Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, es “técnicamente sólida, políticamente necesaria y socialmente útil”.

Por tales motivos, la sociedad a invitado a los senadores a mantener una discusión técnica y jurídica consecuente con el grado de seriedad contenido en esta iniciativa. Son 291,467 ciudadanos y un importante sector de la opinión pública que aún tiene confianza en las instituciones democráticas de México y que la clase política es capaz de escuchar la demanda social, encauzarla y hacer vigentes mecanismos de control apegados a las mejores prácticas internacionales.