¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

En Veracruz secuestraron de su casa a joven reportera

La joven reportera era la encargada de la cobertura de notas informativas de carácter policiaco en distintos municipios de Veracruz.

En Veracruz, la reportera Anabel Flores Salazar, de 32 años, fue sacada la madrugada de este lunes de su hogar por un grupo de sujetos armados que vestían uniformes tipo militar. Y mientras las autoridades ministeriales iniciaron una investigación por los hechos, los reporteros del zona viven en con zozobra y temor, recibiendo llamadas de amenazas. Sin embargo, sin salir de sus oficinas, se la han pasado sondeando cualquier pista que pudiera llevar a la localización de su compañera.

Florez Salazar llevaba más de seis años trabajando en la labor periodística. Inicialmente formó parte del periódico “El Mundo de Orizaba”, posteriormente trabajó para el diario “El Buen Tono”, y actualmente se desempeñaba en el “Sol de Orizaba”, donde se dedicaba a cubrir la fuente policiaca. La joven reportera era la encargada de la cobertura de notas informativas de carácter policiaco en los municipios de Ciudad Mendoza, Acultzingo, Nogales, Maltrata, Ixtaczoquitlán, donde recogía informaciones tanto de accidentes automovilísticos como de homicidios y ejecuciones, que en los últimos días se han agudizado en esta región centro del estado de Veracruz.

La última información que tomó fue la de la madrugada del domingo 7, el bar Opus, de Ciudad Mendoza, donde un comerciante fue acribillado a balazos y una mujer y un joven resultaron lesionados. Pero cerca de las 02:00 horas de este lunes, un comando de hombres vestidos como militares y portando armas largas llegó a sacarla de su casa. A su vez, los familiares acudieron a interponer la denuncia ante la Fiscalía, donde se inició una carpeta de investigación, y se giró un oficio a la Policía Ministerial, para activar la búsqueda. Sin embargo, al transcurso de las horas,  la desesperación y el miedo se han adueñado de la familia y también de una docena de reporteros de la zona.

Por otro lado, la Fiscalía veracruzana ordenó a los familiares abstenerse de dar cualquier informe.