En Veracruz la Iglesia busca “curar” a homosexuales

En el estado de Veracruz, la Iglesia Católica ha comenzado una campaña cuyo objetivo es atraer a jóvenes homosexuales. La Iglesia ha designado a la homosexualidad como un “trastorno” o Ansiedad por el Mismo Sexo (AMS). En julio de este año, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, Obispo de Veracruz, aseguró que la homosexualidad es un grave problema, causando polémica entre las diferentes organizaciones civiles que ya han manifestado su rechazo.

“La persona, como todos los pecadores somos Iglesia, una cosa es pretender el matrimonio entre ellos y otra cosa atender su problema, atendemos a la persona como atendemos al pecador”, declaró el Obispo veracruzano.

Jazz Bustamante Hernandez, dirigente de la asociación “Soy Humano”, organismo dedicado a la lucha por los derechos de la comunidad lésbico-gay (LGTBIII), asegura que este tipo de mensajes y convocatorias generan odio y desinformación sobre la libertad sexual. “La religión está fomentando un odio y ese odio está moviendo las masas. La organización que representa Jazz Bustamante interpuso una denuncia ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) en contra del Obispo de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo por sus declaraciones en las que aseguraba que la homosexualidad podía curarse.

Veracruz_LGBTIII

Por su parte, el vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, admite que en el estado existen varias pastorales dedicadas a la atención de las personas que sienten atracción por su mismo sexo y aclaró que no se trata de evitar que los creyentes que se acercan a ellos dejen de sentir simpatía por su mismo género, sino de llamarlos a la castidad para que olviden “esa vida desenfrenada” y detalló que que las acciones que hacen para rescatar a los homosexuales se hacen mediante una organización internacional que ayuda a las personas afectadas y a sus familias.

“Es una asociación también a nivel internacional que es “Aversión al Otro Sexo”, a mí mismo sexo, que es para ayudar a estas personas. Ahorita que se ha hecho eco de esta situación es cuando se está dando a conocer, pero es un trabajo que por años se ha tenido, ayudando a estas personas”, y resaltó que “hoy se hace de una manera más directa y abierta pues cada día son más las personas que están sufriendo en esta situación y la Iglesia las acompaña”.

En lo que va del año, en el estado de  Veracruz se contabilizan 15 crímenes de odio contra homosexuales.

Por: Redacción PA.