En Tanhuato la Policía Federal ejecutó y torturó: CNDH

El 22 de mayo de 2015, 42 civiles y 1 policía murieron de forma violenta por razones aún no esclarecidas en un rancho de Tanhuato, Michoacán.

Desde que ocurrieran los hechos, ha habido una disputa sobre qué es lo que ocurrió ese día y sobre quién debe asumir responsabilidad por las personas que perdieron la vida. Mientras que la policía lo ha caracterizado como un “enfrentamiento armado”, distintas organizaciones de derechos humanos han hablado de ejecuciones y de abuso policial.

El día de ayer, el titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, presentó un informe donde muestran irregularidades en el proceso de investigación y en los informes de la policía, así como evidencia que apunta a que en Tanhuato ocurrieron graves violaciones a los derechos humanos.

González Pérez afirmó que, con base en pruebas científicas y técnicas

“Se acreditaron hechos que implican graves violaciones a derechos humanos atribuibles a servidores públicos.”

En total, la comisión encontró 9 tipos de violaciones a los derechos humanos, 7 atribuidas a la Policía Federal y 2 a la Procuraduría de Michoacán.

De acuerdo con el informe, 22 personas fueron ejecutadas arbitrariamente, por lo menos 2 fueron torturadas, otros recibieron disparos por la espalda y 1 fue quemado vivo. Además, les sembraron armas deliberadamente. De los 42 civiles muertos, 40 fallecieron por disparo de arma de fuego, uno carbonizado y otro atropellado.

Asimismo, la comisión determinó que el operativo inició entre las 6 y las 7 de la mañana, cuando las víctimas dormían en el Rancho del Sol.

El informe, que se apoya en más de 150 peritajes, reportes y pruebas recabadas por la CNDH, muestra que la Policía Federal mintió en sus informes sobre lo ocurrido y en las declaraciones públicas difundidas tras el hecho, en las que negaron categóricamente haber cometido irregularidades en el operativo.

La versión oficial sostiene que el 22 de mayo, a las 8:30 de la mañana, un convoy de la Policía Federal fue atacado a balazos, mientras circulaba por la carretera Nogales-México, por tripulantes de una camioneta blanca Toyota, lo que derivó en una persecución a la camioneta, tras la cual los policías ingresaron al Rancho del Sol, en donde dio inicio un enfrentamiento armado. 

Tres días después de lo ocurrido, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, dijo que

“En Tanhuato no hubo una sola ejecución, todo se trató de un enfrentamiento.”

La CNDH asegura que nunca hubo una persecución ni un ataque previo en la carretera.

Aquí puedes consultar el informe completo de la Comisión.

Publicidad