En Nuevo León se dará incentivos económicos a quien baje de peso

En el 2015 existían160 mil jóvenes en Nuevo León con problemas de sobrepeso u obesidad.
Nuevo

En el estado de Nuevo León, los ciudadanos con problemas de sobrepeso y que participen en el concurso “Gane salud, perdiendo peso” del Hospital Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), no solo podrían mejorar su calidad de vida sino que además podrán recibir un incentivo económico, según informó el doctor Dionicio Ángel Galarza Delgado.

Galarza Delgado, jefe del Departamento de Medicina Interna, señaló que en los últimos 30 años, el sobrepeso y la obesidad son un tema que afecta al sector salud a nivel mundial, ya que desde 1980 hasta la fecha la cifra de 650 millones de pacientes con obesidad se ha duplicado.

Mencionó que a nivel nacional el sobrepeso representa el principal problema de salud pública, pues México ocupa el primer lugar mundial en niños y adultos con este problema. Destacó que la cultura de los buenos hábitos y la sana alimentación son factores relevantes que si no se logran cambiar con el apoyo de políticas públicas, este problema continuará creciendo en el país y en el mundo.

“En cinco años, hablando de implicaciones económicas, 90 % del gasto en salud, alrededor de 200 mil millones de pesos al año, serán destinados a complicaciones propias de la obesidad, como la diabetes, la hipertensión e insuficiencia renal”, mencionó.

A su vez, el galeno manifestó que ante este panorama, el departamento de Medicina Interna ya trabaja con un programa de antiobesidad, a través del cual se ofrecen charlas mensuales gratuitas y consultas de bajo costo.

Y con lo correspondiente al concurso “Gane salud, perdiendo peso”, las personas interesadas deberán inscribirse, asistir a las citas programadas, tener un índice de masa corporal mayor a 25 y edad mínima de 18 años, así como acudir al pesaje inicial que será del 11 al 15 de mayo.

Dicho concurso tendrá una duración seis meses, durante los cuales las personas inscritas recibirán orientación sobre temas como alimentación, deporte y asistencia psiquiátrica, para quienes sufren de estrés o insomnio, factores que incluyen en el sobrepeso y obesidad.

“Lo que queremos es romper el paradigma del sacrificio, que los pacientes sientan esto como algo normal y que dejen a un lado el utilizar los productos milagro para bajar de peso”, expresó Galarza Delgado.

Cabe mencionar que la estadísticas del sector salud indican que México es el primer lugar mundial en obesidad, donde siete de cada 10 mexicanos tienen este padecimiento, y de los cuales tres de cada 10 son niños. Al menos una de cada tres muertes están vinculadas a la obesidad, además de que 80 por ciento de los diabéticos en México tiene kilos de más, lo cual quita 20 años de vida saludable.