En México, ¿trabajamos para vivir o vivimos para trabajar?

En México, tenemos la arraigada idea que evitamos trabajar a toda costa. Una de las razones puede ser la que nos explica estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Employment Outlook 2016, En este país,  es donde más horas se trabaja al año.

De acuerdo a los estereotipos comunes, uno imaginaría a los japoneses, a los coreanos y a los alemanes como “workaholic” (adictos al trabajo). Sin embargo, de los 38 países analizados, los mexicanos son que más tiempo pasan en sus lugares trabajo. En promedio, pasan más dedican 2 246 horas al año y, tal vez lo más preocupante para todos, son los peor pagados de los 38 países miembros de la OCDE. Ninguna de las economías más grandes del mundo se ubica en el top ten de los que más horas dedican al trabajo.

Además de México, sólo tres naciones superaron las 2 mil horas al año: Costa Rica (2 230), Corea del Sur (2 113) y Grecia (2042). La OCDE, en vez de verlo una virtud, lo concibe como un gran problema, pues, no sólo afecta la calidad de vida de las personas, también, los índices de productividad.

No es casualidad que el top ten de los países en los que menos horas se trabaja esté conformado, únicamente, por miembros de la Unión Europea. De hecho, Alemania es el país en el que menos tiempo pasan en la oficina, aproximadamente 1 371 horas al año, casi la mitad que en México.

A pesar de que México es el país en el que más horas se trabaja, no es el más productivo. La OCDE asegura que se trata de un problema en la estructura productiva, pues la mayoría de actividades se dirigen a sectores que menor  valor generan, como la industria manufacturera y los serviciosy, en consecuencia, peor pagan.