En cajas de cartón llegaron a Tierra Blanca los restos de joven secuestrado en Veracruz

Estas cajas de cartón, marcadas con los números 5 y 9, arribaron al filo de las 16:00 horas de este martes a la fiscalía de Tierra Blanca.
Tierra

Bernardo Benítez Arroniz, uno de los cinco jóvenes que salió junto con sus cuatro amigos al puerto de Veracruz a festejar un cumpleaños, regreso al lado de sus padres, pero reducido a solo unos cuantos fragmentos óseos. También resaltó que las autoridades ministeriales de la federación los enviaron a Tierra Blanca, sin tacto alguno, en unas cajas de cartón con una cinta blanca, en la cuales se señala con letras rojas la palabra “frágil”.

Estas cajas de cartón, marcadas con los números 5 y 9, arribaron al filo de las 16:00 horas de este martes a la fiscalía de Tierra Blanca, custodiadas por la Gendarmería Nacional. En medio de las lágrimas y gritos, Benítez Arroniz llegó al campamento que montaron sus padres y los demás familiares de los jóvenes que también fueron secuestrados el 11 de enero.

A su vez, habitantes de Playa Vicente viajaron unos 130 kilómetros hasta este lugar para reiterar su apoyo a cualquier acción que los familiares decidan, en el reclamo contra el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

“Así cuidaran verdaderamente a la gente que trabaja para sus familias, a los inocentes, así custodiaran a las familias veracruzanas para protegerlas del crimen organizado, ahora ya para qué hacen tanto circo”, reclamaban los habitantes congregados a las afueras de la fiscalía de la localidad, en cuyo interior, los papás de los cinco jóvenes secuestrados acampan desde el día 12 de enero.

Los padres de los jóvenes aseguran que no confían en las autoridades por considerar que se encuentran coludidas con quienes los desaparecieron en primer lugar. En entrevista, el señor Bernardo Benítez, padre del joven Bernardo Benítez, mencionó que solicitará una segunda opinión e incluso una tercera pues no puede rendirse ni creer plenamente en lo que las autoridades le refieren.

“Vinieron de la Gendarmería y de la Fiscalía del Estado a entregarme los restos que se suponen que son de mi hijo y bueno como en todo el papeleo, darnos una acta de defunción por los restos que estaban entregando, no acepté eso y le hice el comentario que nosotros vamos a hacer dos análisis más para constatar que realmente es verídico lo que ellos nos están refiriendo, que son restos de mi hijo, al referirle yo esa situación se volvió a la custodia de la Gendarmería los restos, no los recibí yo, y ya cuando nosotros decidamos quiénes van a analizar los restos nuevamente se va a pedir que ellos lo entreguen allá en la Ciudad de México “, dijo el padre del joven.