Elaboran lista negra de terroristas en México

México no puede eliminar la hipótesis de que en algún momento el país pueda ser utilizado como plataforma para atentar contra otras naciones.
México

Debido a los acuerdos globales de las Naciones Unidas (ONU), en contra el terrorismo internacional, México ha declarado que tiene en su lista a unas 620 personas, físicas y morales, y que estarían bloqueadas por el sistema financiero mexicano debido a sus presuntos nexos con el terrorismo internacional, principalmente con el grupo Al-Qaeda y el movimiento talibán, aunque también aparece uno de los líderes del Estado Islámico (ISIS).

Por tal motivo, el país no permite realizar transacciones bancarias a personas y empresas de naciones como Iraq, Irán, Uganda, Bosnia, Corea del Norte y República Democrática del Congo. En la información proporcionada al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aparecen bancos, constructoras, universidades, fundaciones de beneficencia, empresas armamentistas y nucleares. En un listado obtenido por el periódico, El Universal vía la Ley de Transparencia, y actualizado a abril de 2015, aparecen tres integrantes de los “terroristas más buscados” por la Oficina Federal de Investigación (FBI): Isnilon Totoni Hapilon, Abdul Rahman Yasin y Saif al-Adel.

Según el Consejo de Seguridad de la ONU, todos ellos  han sido señalados por su presunta participación en el financiamiento, planificación, facilitación, preparación o comisión de este tipo de actos. De acuerdo con los expertos, estos advierten que México no puede eliminar la hipótesis de que en algún momento el país pueda ser utilizado como plataforma o como lugar para atentar contra objetivos de otras naciones, aunque las probabilidades son bajas.

Tras la amenaza ISIS hacia el país, realizadas el 23 de noviembre a través de un video, expertos en el tema de terrorismo y seguridad nacional, explicaron que los países están obligados a cortar las operaciones terroristas, señalando que una de las maneras más efectivas es cortando los flujos bancarios a través de personas físicas o morales. Y aunque la advertencia fue tomada con humor por usuarios de redes sociales, esto no debe ser tomado a la ligera, explicó Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, profesor de la Universidad de las Américas Puebla.

“México no puede eliminar la hipótesis del terrorismo internacional, y de que en algún momento podamos ser sujetos de ser utilizados como plataforma o como lugar para atentar contra objetivos de otros países o contra objetivos nacionales. Sin embargo, la probabilidad, hasta el momento, es baja”, expresó el academico.

Entre las empresas con posibles nexos con el terrorismo, el gobierno mexicano tiene identificada a la fundación benéfica Al-Haramain, la cual cuenta con sedes en Indonesia, Pakistán, Somalia, Kenia y Tanzania, pero aseguran que tiene nexos con el Al-Qaeda del extinto Osama Bin Laden. Otra empresa, que se dedica a la beneficencia, es la Benevolence International Foundation, la cual tiene oficinas en gran parte del mundo, pero el Departamento del Tesoro de Estados Unidos la ubica como una organización de apoyo al terrorismo.

Una de las instituciones también consideradas por apoyar al terrorismo es el Bank Of East Land, el banco iraní Bank Sepah, la universidad de Malek Ashtar. En la nación mexicana están bloqueadas las cuentas del Grupo Industrial de Misiles de Defensa Naval. Entre las personas a quien se le ha bloqueado su flujo de capital se encuentra Jean- Marie Lugero Runiga, líder militar de la República Democrática del Congo.