El Senado se quedó 440 mdp en el 2014

Según el informe entregado ayer a la Cámara de Diputados, el Senado declaró que no tenía recursos ni para remodelar los cubos de los elevadores.
Senado

A poco tiempo de que el Senado de la Republica anunció su nuevo sistema de contabilidad, en el cual los grupos parlamentarios dejarían de administrar 300 millones de pesos en nómina y viajes, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que, en 2014, los legisladores se quedaron con casi 440 millones de pesos de otras partidas para gastarlas discrecionalmente (que se deja al criterio de la persona o autoridad que puede regularlo) a través de sus bancadas.

Y es que el informe sobre la Fiscalización de la Cuenta Pública de 2014, este exhibió que los senadores aumentaron las “Asignaciones a los Grupos Parlamentarios” en un 55.8 %, a costa de otras partidas. En total, sumando lo que le quitaron a otras asignaciones, las bancadas se gastaron mil 307 millones de pesos.

Según el informe entregado ayer a la Cámara de Diputados, el Senado declaró que no tenía recursos ni para remodelar los cubos de los elevadores. Pero la ASF detectó que la supuesta escasez obedecía a que los legisladores habían tomado 75.4 millones de pesos asignados a “Inversión Pública” para inyectarlos a sus respectivas bancadas.

Y no solo eso, sino que también se quedaron con 139.7 millones de pesos que eran para incrementar las percepciones de trabajadores, 50 millones para Congresos y Convenciones y 47.2 millones para pasajes aéreos de funcionarios. A si mismo, la ASF también encontró que, en ese año, los senadores se aumentaron los conceptos de “Asistencia Legislativa” y “Atención Ciudadana” hasta rebasar los 262.1 millones de pesos.

“Persiste el hecho de que a esta Auditoría no le ha sido proporcionada la documentación que sustenta la aplicación de los recursos otorgados a través de esa partida, por lo que no fue posible aseverar si éstos se ejercieron para llevar a cabo los trabajos legislativos”, refirió el informe.