El Senado aprobó ley para regular deudas de los estados

La minuta fue turnada a la Cámara de Diputados, ya que se realizaron modificaciones al proyecto que se aprobó en el Senado de la República.
Senado

Este día, el pleno del Senado de la República aprobó –con cambios– el dictamen de la legislación secundaria de la Ley de Disciplina para Estados y Municipios, la cual establece sanciones administrativas y penales para castigar a servidores públicos que endeuden indebidamente a los  estados o a los ayuntamientos del país.

Después de horas de discusión, los grupos parlamentarios del PRI, PAN, PRD y Verde avalaron el ordenamiento con 85 votos a favor, nueve en contra de la bancada del PT y de los senadores perredistas Mario Delgado Carrillo y Rabindranath Salazar, y una abstención. A su vez, la minuta fue turnada a la Cámara de Diputados, ya que se realizaron modificaciones al proyecto que se aprobó en el Senado de la República

Este ordenamiento, que inició su proceso legislativo desde 2012, tiene como objetivo imponer castigos a quienes incurran en actos de corrupción o utilicen de manera incorrecta los recursos públicos (peculado), al canalizarlos a un destino que no sea la inversión pública. Además, la legislación contempla esquemas para el manejo responsable de las finanzas públicas en las entidades, con reglas estrictas y claras para la contratación de deuda.

Con esta ley, los estados y municipios también tendrán que realizar una gestión con mayor eficiencia y absoluta honradez en el ejercicio del gasto público, ya que deberán cumplir con los estrictos procesos de transparencia, rendición de cuentas y la evaluación de los resultados, que exige el manejo de recursos públicos.

Debido a esto, los estados y municipios deberán inscribir y publicar los créditos de manera oportuna y transparente en un registro público único para formar un sistema de alertas que califique el nivel de endeudamiento. La reforma también establece que el Congreso de la Unión sólo podrá intervenir en este proceso cuando se tenga que definir si los estados pueden adquirir mayor deuda, cuando las entidades y los municipios sobrepasen su techo de endeudamiento y generen condiciones de desorden en el manejo de sus finanzas.

El 17 de agosto del año pasado, el presidente Enrique Peña Nieto presentó y envió al Congreso de la Unión su iniciativa de la nueva Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los municipios.