El pleito legal entre Sanjuana Martínez y Jesús Ortega

Esta semana Jesús Ortega declaró haber ganado una demanda contra la periodista Sanjuana Martínez.

Esta semana Jesús Ortega, uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática, declaró haber ganado una demanda contra la periodista Sanjuana Martínez, columnista de Sin Embargo y de Proceso. Sin embargo, ella, junto con la organización Artículo 19, denunciaron que hubo irregularidades en el proceso legal en el que se vio envuelta la periodista.

Las acusaciones del político se debieron a un par de reportajes de investigación, realizados por Martínez, para el medio electrónico de noticias Sin Embargo. En 2013, dicho portal publicó los resultados de sus indagaciones bajo el título “Consumidores de sexo comercial”, en la que una de las víctimas identificaba a Jesús Ortega como cliente de este comercio ilegal. Tras solicitar derecho de réplica (el cual le fue otorgado), Ortega contactó a la periodista para conseguir los datos de la persona que lo señaló. Ante la negativa de Sanjuana, justificada bajo la ética profesional, el dirigente de “los Chuchos” presentó una demanda en su contra, cuya sentencia se dio a conocer recientemente.

“La sentencia, además de violentar el cumplimiento de los estándares más altos en materia de libertad de expresión, fue emitida por un Juez que se había declarado incompetente para conocer del caso. Posterior a este acto, el expediente se dio por perdido y la periodista no tuvo conocimiento del destino del expediente durante todo el juicio civil. Estas irregularidades impidieron que Sanjuana pudiera ejercer su derecho de defensa” (vía Sin embargo).

La organización Artículo 19 salió a la defensa del trabajo de Martínez debido a que las irregularidades del caso constituyen una violación a los derechos humanos de la periodista. Asimismo, hizo un llamamiento al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y a la Comisión de Derechos Humanos de la capital metropolitana para que realicen las sanciones pertinentes contra el político y se proteja el libre ejercicio de la labor profesional de Martínez.