El nuevo gobernador de Colima ya incumplió su promesa de paridad de género

El gobernador priísta de Colima solo incluyó a dos mujeres en su gabinete, una de ellas es hija de un fundador del PRD en el estado.
Colima

El nuevo gobernador de Colima, el priísta José Ignacio Peralta Sánchez, incumplió ya el primer compromiso firmado que realizó con organizaciones de mujeres al inicio de su campaña: la conformación de un gabinete con paridad de género. Y es que 16 puestos de primer nivel (15 secretarías y la Procuraduría General de Justicia) fueron ocupados por 14 hombres y sólo dos mujeres, a quienes el mandatario tomó la protesta de ley esta mañana en el Palacio de Gobierno.

El pasado 10 de diciembre, en el primer día de campaña del proceso electoral extraordinario, Peralta Sánchez suscribió el “Pacto por la construcción de un estado igualitario para las mujeres”, el cual fue promovido por las organizaciones: Fundación Ius Género A.C., Asociación Colimense de Universitarias A.C. y Consejo Ciudadano Cien por Colima A.C.

En el fundamento “Empoderamiento político de las mujeres”, el documento establecía los compromisos de “impulsar la reforma de la paridad en las leyes estatales” y “conformar un gabinete de estado con 50% de mujeres en las diferentes áreas de decisión en las diferentes dependencias”.

Este acuerdo fue firmado también por cuatro candidatos y una candidata, con la excepción del panista Jorge Luis Preciado Rodríguez. Este pacto se componía de tres fundamentos más: Reestructuración y coordinación interinstitucional para la prevención y atención de la violencia contra las mujeres, Mejora de los mecanismos de protección de los derechos humanos de las niñas y mujeres y promover espacios seguros para ellas, así como Reformas legales y reglamentarias.

Las dos únicas mujeres que fueron incluidas en los puestos de primer nivel del gabinete fueron: Gisela Méndez al frente de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI), e Indira Vizcaíno Silva en la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social de Colima (SEDESOL). Sin embargo, llamó la atención la inclusión de esta última en el gabinete del gobierno priísta, y esto porque se trata de la hija de uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el estado, quien fue alcaldesa del la ciudad colimeña de Cuauhtémoc y ex diputada federal por el mismo partido, por lo que este acontecimiento despertó múltiples críticas al interior del perredismo.