El INE retira registro al Partido del Trabajo y al Partido Humanista

Por segunda ocasión, el Instituto Nacional Electoral retiró el registro al Partido del Trabajo y al Partido Humanista. Tras un largo debate, se aprobó la pérdida de registro nacional de estos partidos, dado que no alcanzaron el 3 por ciento de la votación válida emitida en las elecciones federales del 7 de junio pasado. La discusión comenzó por un una sentencia que lanzó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en la que se aprueba que ambos partidos pierdan los derechos y las prerrogativas con excepción de las correspondientes al resto del ejercicio fiscal 2015.

Lorenzo Córdova, Consejero Presidente del INE,  afirmó que con esta decisión sólo se está respaldando el principio constitucional del Instituto y aseguró que “la asignación de Diputados de la Elección Federal del 2015 ya terminó, y es definitiva”. Sin embargo, el titular reconoció que es necesaria la pluralidad de partidos políticos para asegurar el pleno ejercicio democrático de la república:

“Estoy convencido de que el mejor sistema para una sociedad democrática es el que incorpora tantos partidos como sean necesarios para reflejar adecuadamente todas las posiciones políticas e ideológicas, mínimamente representativas, existentes en una sociedad”, señaló Córdova.

Desde luego, estas sabias palabras no modificaron la resolución final respecto a los partidos que perdieron su registro. El argumento principal es que bajar el porcentaje de votos necesario para mantener el registro equivaldría a incentivar la creación de partidos políticos sin suficiente representación popular, lo cual tampoco ayudaría a ejercer una verdadera democracia en México.

registro

Los partidos políticos no sólo se crean para contender en las campañas electorales, sino que son la base del Estado. Su ejercicio de poder está relacionado tanto con el poder ejecutivo como con el legislativo, donde es necesario que haya posturas contrarias que permitan la discusión crítica de las leyes que nos rigen como sociedad. Si el Partido del Trabajo y el Humanista ya consiguieron revivir una vez, nada impide que lo logren de nuevo.

Por: Redacción PA.