El “gasolinazo” es consecuencia de una pésima administración: PAN y PRD

En una entrevista para CNN, senadores del PAN y el PRD criticaron la decisión de aumentar el precio del litro de gasolina y, además, señalaron que el incremento no se debe a la alza de los precios internacionales, sino a la pésima política fiscal del gobierno federal.

El senador del PAN, Francisco Búrquez, consideró que el alza de precios del litro de gasolina es “el robo del siglo” pues recaudará, aproximadamente, 300 mil millones de pesos extra. Además, señaló que era una incongruencia que, en Texas, PEMEX vendiera a 8 pesos el litro de gasolina y, en México, la quisiera cobrar a 15 pesos. Por lo que le pidió al gobierno federal que:

“… le permita a los ciudadanos beneficiarse de los precios bajos de la gasolina en el mundo, que no se quede con esa utilidad, con ese beneficio que no le corresponde al gobierno, ahorita es el robo del siglo, le van a entrar este año cerca de 300 mil millones de pesos al gobierno, dinero que le está robando a los consumidores mexicanos, robo, robo en despoblado…”

Búrquez afirmó que el aumento no se debía a causas externas al país, sino a factores internos, sobre todo, a la situación financiera del gobierno. Advirtió que el incremento no era consecuencia de la reforma energética, sino de un problema fiscal. La gasolina tiene un impuesto muy alto, porque el presupuesto público ha aumentado en un 25%. 

“… el modelo y el camino que ha tomado en lo económico este gobierno está ya tocando fondo, ya no es sustentable, está desesperado por recursos.”

El senador del PAN señaló en Estados Unidos llenas un tanque de 40 litros con 320 pesos, en México gastas casi 560 pesos. A su parecer, para resolver este problema financiero, el gobierno ha preferido quitarle más dinero a los ciudadanos, en vez de reducir sus gastos. También afirmó que durante esta administración el costo de la gasolina ha aumentado un 30%.

“Este año no debemos permitir que el gobierno clave la uña con estos impuestos a la gasolina, además de todos los demás impuestos, además de la reforma fiscal, con la que cada mexicano paga 80% más de contribuciones fiscales para mantener a los políticos y sus contribuciones clientelares.”

Búrquez recalcó que es fundamental disminuir el gasto público, pues se desperdicia mucho dinero. Por ese motivo, ha propuesto que se reduzca el presupuesto destinado a los partidos políticos a la mitad.

Por su parte, Zoé Robledo, senador del PRD, recalcó que, cuando se aprobó la Reforma Energética, Peña Nieto sostuvo que no se incrementaría el precio de la luz y de la gasolina. Pero esta promesa no ha sido cumplida. El gobierno federal afirmó que si bajaba el precio del petróleo también lo haría el de la gasolina, pero esto ha funcionado al revés.

También recordó que en la reforma se autorizó que la administración federal pudiera subir o bajar el precio de la gasolina dentro de un margen del 3%, según requiriera el mercado. Sin embargo, este mecanismo de flexibilización de precios se convirtió en un mecanismo de recaudación de impuestos.

“… cada bomba de gasolina en una oficina de recaudación de la Secretaría de Hacienda porque se fueron al techo de la banda… dijeron vámonos hasta arriba”

El senador del PRD advierte que existe el riesgo la administración de Peña Nieto intente ampliar aún más este margen. Igual que el legislador del PAN, señala que esta administración no esta recaudando lo que esperaba y esta gastando muy mal y este déficit lo quiere subsanar sacrificando el bolsillo de los mexicanos. Insistió en que es necesario revisar las reformas que ha promovido este gobierno, pues no han funcionado como se esperaba.

“Podían haber determinado mantener la gasolina como estaba porque esto (el nuevo gasolinazo) puede generar inflación y hay insensibilidad social al no ver si impacta el tema del transporte.”