El Estado de México encabeza ola de asesinatos en el país

asesinatos

De acuerdo con las  últimas cifras sobre tendencias del delito, el Estado de México y Guerrero son las dos entidades con más asesinatos en todo el país. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indicó que al en el año 2015, se registraron 2 mil 671 homicidios en el Estado de México, lo que indica una tasa de 12.27 homicidios por cada 100 mil habitantes, 3 puntos más que la tasa de 2011.

En 2014 hubo 2 mil 908 casos de homicidio en la entidad, por lo que la entidad mexiquense ocupó el primer lugar a nivel nacional. (Vía El Universal)

La tasa de homicidios durante el año pasado fue de 12.27 por cada 100 mil habitantes, tres puntos más que la tasa del 2011. Desde hace algunos años, la tendencia de este delito en este estado sólo ha ido aumento. De 2012 al día de hoy se han presentado 16 mil 651 denuncias por homicidio doloso. Tan sólo en el mes de junio, según los datos del  Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hubo 237 homicidios, seis más que en el mismo periodo del 2015. (Vía Sin embargo)

Representantes de organizaciones sociales afirman que las cifras podrían ser más graves, porque los habitantes de la entidad se encuentran con muchos obstáculos para poder denunciar los hechos y, además, los sectores poderosos que podrían llamar más la atención sobre lo que está sucediendo, prefieren guardar silencio.

El activista Daniel Gershenson señaló que, a diferencia de los empresarios de Guerrero que han comenzado a protestar por los altos índices de violencia y a exigir que se les deje portar armas para defenderse, en el estado mexiquense la iniciativa privada se ha aliado con el PRI. Y agregó:

“Eruviel  Ávila en cualquier otro país ya hubiera sido destituido. Es un hombre que usted recordará el 1° de julio del año 2014, unas cuantas horas después de las ejecuciones extrajudiciales del Ejército en Tlatlaya, salió a defender al Ejército, de una manera totalmente obstinada. Y ha sido Alcalde de Ecatepec, donde dejó que funcionara la delincuencia organizada.”(Vía Sin embargo)

Distintos representantes de las organizaciones dicen que, a pesar de que el grado de violencia es extremo, las autoridades han logrado invisibilizar la problemática. En su opinión, el Estado de México es la matriz del mismo movimiento corrupto que llevó a la Presidencia a Enrique Peña Nieto.