El empoderamiento desde una mirada

Nueve años han pasado desde que la Policía Federal entrara el 3 y 4 de mayo de 2006 a Texcoco y San Salvador Atenco, Estado de México, la población se movilizó contra la expropiación de tierras para la construcción de un nuevo aeropuerto internacional en el centro del país. La protesta culminó en un enfrentamiento en el que participaron 2,500 policías de los tres órdenes de gobierno.

Este movimiento derivó en la muerte de dos personas y 207 detenciones. Entre las personas que fueron detenidas se encontraban 27 mujeres que fueron víctimas de tortura sexual, de esas 27 mujeres, 11 han tomado el difícil camino de la denuncia, el camino de la justicia, misma que exigen desde el 2006 y que las ha llevado hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Recordemos que en ese momento Enrique Peña Nieto, era el gobernador del Estado de México y él fue quien ordenó la entrada de la PF a Atenco para desmovilizar a los pobladores.

De ese camino que han trazado las sobrevivientes de tortura sexual de Atenco nació un proyecto llamado “Mirada sostenida” de Liliana Zaragoza Cano, fotógrafa documental. Diez retratos, diez historias de vida que se encuentran cruzadas por la represión y que buscan la libertad por medio de la justicia.

Suhelen y Norma

 

“Resistir es sostener la mirada. Sostener la mirada es abrazar la memoria, tocar sin miedo y reescribir sobre las cicatrices capas de piel adentro. Rehabitar las pieles que somos. Intervenir la propia existencia para resignificar las miradas que nos habitan.” Liliana Zaragoza Cano

El proyecto pretende empoderar y resignificar individual y colectivamente la memoria. Cada una de las mujeres eligió un lugar durante el proceso de seis años que es simbólico y al mismo tiempo busca reconciliar a cada una con su historia.

Paty e Italia

Por: Redacción PA.