El cuatro de febrero se firmará en Nueva Zelanda el TPP

EL TPP aspira abarcar un mercado de 800 millones de personas y representará el 40 % del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.
TTP

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP), el cual pretende fijar las reglas del comercio y las inversiones internacionales en estos tiempos, será firmado el próximo cuatro de febrero en la ciudad de Auckland, Nueva Zelanda. Según los objetivos del Acuerdo, este permitirá crear la mayor zona mundial de libre comercio, que incluirá a países como Estados Unidos, México y Japón. También pretende empujar a China a adaptar sus reglas en materia de comercio, inversión y derecho comercial a las definidas por el Acuerdo.

A su vez, el ministro de Comercio de Nueva Zelanda, Todd Michael McClay, anunció este jueves que el texto se firmará el 4 de febrero en Auckland y “marcará el fin del proceso de negociación” del tratado internacional más ambicioso de la historia.

“Después de la firma, los 12 países podrán iniciar los procesos de ratificación. Tendrán dos años para hacerlo antes de que entre en vigor el acuerdo”, añadió.

El Acuerdo incluye a naciones como Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam. En sus más de 26 capítulos de negociación, el acuerdo busca regular un gran número de temáticas, que van desde el comercio de lácteos, hasta la regulación laboral, pasando por derechos de autor (Ley SOPA), patentes, inversiones estatales y medio ambiente.

El cierre del acuerdo, que muchos ven como un contrapeso ante el dominio económico que esta teniendo China en la región del Pacífico, también tuvo que superar desacuerdos por las cuotas agrícolas, la automoción, las leyes de propiedad intelectual y los plazos de patentes farmacéuticas. EL TPP aspira abarcar un mercado de 800 millones de personas y representará el 40 % del Producto Interno Bruto (PIB) mundial. Las ganancias netas están estimadas en 295 billones de dólares al año.

También busca establecer una asociación estratégica que trascienda lo comercial, incorporando también los ámbitos económico, financiero, científico, tecnológico y de cooperación. Otra característica destacada, es que el Acuerdo tiene la meta explícita de apoyar (según) el proceso para alcanzar el libre comercio de bienes, servicios e inversiones dentro del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en 2020.

El tratado enfatiza la intención del bloque de respetar los compromisos anteriores adquiridos bajo los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y otros acuerdos internacionales. Según las intenciones del Acuerdo, este pretende promover la sustentabilidad del medio ambiente, respetar los derechos y necesidades de las poblaciones indígenas, balancear la protección de patentes para las medicinas con el acceso a las mismas, entre otros temas.