El centro comercial “Oasis Coyoacán”: lo público al servicio de lo privado

En centro comercial Oasis Coyoacán fue abierto sin cumplir con las normas de mitigación requeridas.
Oasis

El Centro Comercial “Oasis Coyoacán”, que fue inaugurado el pasado 13 de octubre, es una obra polémica debido a la forma en que fue construida, ya que no cumplió con las diversas medidas de que debía contener para su apertura, informó la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI). La dependencia señaló que este centro comercial, que se ubica en Avenida Universidad 1778, colonia Romero de Terreros, delegación Coyoacán, Distrito Federal, abrió en dicha fecha con el presunto aval de esta demarcación, la SEDUVI, y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), entre otras dependencias del gobierno capitalino.

Sin embargo, el centro comercial ha incumplido con ciertas disposiciones de mitigación emitidas por esa jurisdicción y de la dependencia local, como lo que respecta a la materia vial, indicó la dependencia. Por lo cual, explicó la SEDUVI, “el estudio de Impacto de Factibilidad para construir un túnel que permita el acceso desde la Avenida Miguel Ángel de Quevedo, sentido oriente-poniente hacia los sótanos de estacionamiento, que se encuentran al interior del predio”. Indicó que para ello se debió tramitar ante la Dirección de Patrimonio Inmobiliario del Distrito Federal, el Permiso Administrativo Temporal Revocable (PART), el cual es la condicionante más importante en materia de vialidad.

Hay varias razones que indican al menos incompetencia de parte de las autoridades de la delegación Coyoacán, de SEDUVI y de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI). En primer lugar, la construcción de esta plaza, realizada por MF Ingenieros, empresa a cargo de Moisés Farca, no debió ser autorizada o no como está diseñada ahora. La Avenida Universidad cuenta ya con un gran número de plazas y todo en un radio de cinco kilómetros. Dado lo anterior, es prácticamente imposible justificar su construcción aduciendo la “necesidad” de un centro comercial en la zona. Por el contrario, existe hoy día una sobreoferta y probablemente esta zona sea la que mayor densidad tenga en cuanto a centros comerciales de la ciudad.

Otras de las medidas que no cumplieron, tienen que ver con la construcción de rampas para discapacitados, estacionamiento para bicicletas y placas de nomenclatura, entre otras. La SEDUVI detalló que tampoco se llevó a cabo otras disposiciones referentes al agua y drenaje, en donde hay un cumplimiento parcial de la obra; la concerniente a materia de espacio público, en la que existe un proyecto para renovar y mejorar el parque denominado “Dos Conejos”, el cual no se ha realizado. Así como en materia de riesgo, en el que debe presentar el Programa Interno de Protección Civil (PC); y el relacionado con la sustentabilidad, en donde se tenia que presentar un reporte fotográfico de los muebles sanitarios de bajo consumo instalados en la plaza.

“A esto se suma la solicitud de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda realizada el 3 de noviembre de 2015 a los desarrolladores del Centro Comercial Oasis Coyoacán, de construir una ciclovía como parte de las medidas de mitigación de impacto urbano de la obra, cuyo dictamen se expidió el 30 de julio de 2013”.

Para rematar, como se ha hecho mención, el centro comercial abrió sin cumplir varias medidas de mitigación. Algo que al parecer ser ya es el modus operandi de MF Ingenieros, construir y después obtener todas las autorizaciones, pues así también lo hizo con la torre construida en Insurgentes Sur 1458. Este sencillo motivo debería de ser causa de enormes sanciones económicas o la clausura por parte del Gobierno del Distrito Federal (GDF); sin embargo, tomando en cuenta los antecedentes de corrupción, ¿crees que se pueda hacer algo al respecto?, lo único que si hay certeza, es que aumentará aún más el trafico en esta zona que de por si ya presentaba una fuerte carga vehicular.