El activista mexicano Gustavo Castro dejó Honduras

Gustavo Castro fue testigo en el crimen de la líder indígena ambientalista hondureña Berta Cáceres.
Castro

El activista mexicano Gustavo Castro Soto, el cual fue testigo en el crimen de la líder indígena ambientalista hondureña Berta Cáceres, ha abandonado Honduras luego que una juez le suspendió las medidas judiciales que prohibieron su salida del país, según informó la prensa Hondureña.

Asimismo, los medios señalaron que el activista, quien se encontraba retenido en Honduras a las órdenes de autoridades de ese país en colaboración para esclarecer el crimen de Cáceres, dejó este viernes el aeropuerto de Toncontín.

La activista Berta Cáceres fue asesinada a tiros el pasado 3 de marzo en su casa ubicada en el fraccionamiento “El Líbano” en la ciudad de La Esperanza, en el departamento de Intibucá, cuando Castro se encontraba como huésped.

Por su parte, el vocero del Ministerio Público, Yuri Mora, dio a conocer que el juzgado del municipio de La Esperanza mandó la notificación al Instituto de Migración para que se le permita al mexicano la salida del país centroamericano. En tanto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó la ampliación de medidas cautelares para garantizar la seguridad del activista mexicano durante su traslado y estancia en el país.

A través de un comunicado, la CNDH demandó las acciones necesarias a la Comisión Nacional de Seguridad, a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y a la Presidencia Municipal de San Cristóbal de las Casas, estas dos últimas de Chiapas, para que brinden protección y seguridad al activista, sus familiares y colaboradores de la organización que dirige “Otros Mundos, Chiapas”, esto con el fin de evitar que se ponga en riesgo la vida, integridad física y seguridad personal de todos los mencionados.

“La CNDH está en espera del arribo a México del ambientalista mexicano, a fin de que visitadores adjuntos lo acompañen hasta San Cristóbal de las Casas, Chiapas, ciudad donde reside, y mantendrá seguimiento puntual a través del expediente iniciado por este caso”, agregó.

Desde la detención del mexicano, el organismo solicitó medidas cautelares a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para garantizar la seguridad y asesoría jurídica necesaria. Tanto la CNDH como su homóloga en Honduras ya han abierto expedientes de investigación los cuales seguirán en curso.