Diputados y Senadores gastan 28 mdp en celulares

Es difícil imaginar un trabajo en México más desequilibrado que senador o diputado: simplemente obtienen demasiado de nosotros y a cambio dan muy, pero muy poco. Incluso un presidente, sea competente o no, se va con muchas canas tras un envejecimiento exprés de 6 años. Si no nos creen, basta con ver lo que gasta el Congreso de la Unión en telefonía celular: en 4 años han gastado 28 millones de pesos.

De tanto en tanto, nos enteramos de cómo nuestros presuntos representantes convierten el gasto necesario en un derroche absurdo. Apenas a finales del año pasado, salió a la luz cómo gastaban una millonada en cortes de pelo; solamente el año pasado, el Senado de la República gastó 1.2 millones de pesos en servicios de peluquería.

En esta ocasión, una solicitud de transparencia de El Universal descubrió que, en lo que va la legislatura, mientras el Senado ha gastado 5 millones y medio de pesos en servicios de telefonía móvil, la Cámara de Diputados ha gastado más de 23 millones de pesos.

La compañía telefónica que más se ha beneficiado de este derroche de parte del Congreso es Telcel, de Carlos Slim. En los últimos cuatro años, Telcel ha cobrado por su servicios 14 millones de pesos.

Aunque AT&T, antes Iusacell, no se queda con las manos vacías. Desde 2014 la compañía ha recibido siete millones y medio de pesos.

Sin embargo, al menos el Senado niega que pague el servicio de telefonía a los senadores. Por su parte, la Cámara de Diputados sí admitió que antes se pagaba el servicio de los diputados pero que de momento solo está pagando el de los trabajadores administrativos.

Desde febrero del año pasado se dejó de otorgar ese beneficio a los diputados, aunque Morena y Movimiento Ciudadano salieron a aclarar que ellos habían renunciado desde antes a esos beneficios.

No sabemos ustedes, pero a nosotros nos dolería mucho confirmar que las tuitazos de Javier Lozano son mandados desde un celular que pagamos nosotros.

Con información de El Universal