Detuvieron en México a joven estadounidense que sufre de “affluenza” (opulencia)

En junio de 2013, cuando tenía 16 años, el joven Couch manejaba ebrio y mató a cuatro personas.
joven

Autoridades de México detuvieron a un joven de origen estadounidense, el cual se encontraba en libertad condicional por ocasionar la muerte a cuatro personas en un accidente de tránsito cuando manejaba en estado de ebriedad, cuatro semanas después de que desapareciera junto con su progenitora. El implicado obtuvo su libertad condicional bajo el alegato de que sufría una insatisfacción obsesiva porque sus padres lo habían consentido demasiado.

La Fiscalía General del Estado de Jalisco declaró, en un comunicado, que sus agentes colaboraban con las autoridades estadounidenses a través de su consulado en Guadalajara desde el 26 de diciembre para dar con el paradero y capturar a Ethan Couch, de 18 años, y a su madre Tonya Couch. Los dos estadounidenses fueron localizados y detenidos el lunes por la tarde en una zona de playas en Puerto Vallarta, en la costa del Pacífico. Después de su detención fueron entregados a las autoridades mexicanas de inmigración para ser deportados, señaló el comunicado. Por su parte, la oficina de la fiscal del distrito del condado de Tarrant, Texas, confirmó a medios locales que los dos habían sido detenidos.

Todo empezó cuando las autoridades empezaron su búsqueda, luego de que el joven Ethan Couch faltara a una cita obligatoria con su agente de condicional el 10 de diciembre. Por lo cual, el jefe de policía del condado de Tarrant había mencionado antes que creía que los dos huyeron a finales de noviembre, luego de la difusión de un video que parece mostrar a Ethan Couch en una fiesta donde había gente bebiendo alcohol. Si se determina que el joven si consumió alcohol, su libertad condicional podría revocarse y él podría ir hasta 10 años a prisión. Cabe destacar que el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos había ofrecido una recompensa de hasta 5.000 dólares por información que llevara a la localización y captura de los Couch.

En junio de 2013, cuando tenía 16 años, Couch manejaba ebrio y por encima del límite de velocidad por una calle de dos carriles al sur de Fort Worth cuando chocó con una camioneta para minusválidos que estaba a un lado. Cuatro personas murieron y varias resultaron heridas, incluyendo a los pasajeros en la camioneta descubierta de Couch. Entonces el joven acusado se declaró culpable de cuatro delitos bajo el efecto de sustancias y dos de agresión bajo el efecto de sustancias con resultado de lesiones graves. Debido a su edad no se le juzgó como a un adulto y un juez de un tribunal juvenil le condenó a 10 años de libertad condicional y una estancia en un centro de rehabilitación.

Es de mencionar que durante la fase de sentencia del juicio, los abogados de Couch acudieron a un experto de defensa que alegó que los adinerados padres de Couch le consintieron hasta transmitirle una sensación de irresponsabilidad, un efecto que el experto describió como “affluenza” (opulencia), aunque ese trastorno no está reconocido como diagnóstico médico por la Asociación de Pediatría de Estados Unidos.