Desata polémica Ley 3 de 3: las medidas son insuficientes

El próximo 5 de julio iniciará el debate en el Senado sobre la ley 3 de 3.
insuficientes

Partidos políticos y organizaciones están inconformes por el veto presidencial a la Ley 3 de 3, pues consideran que las observaciones hechas por el presidente son insuficientes al no garantizar el combate a la corrupción.

Emilio Gamboa Patrón, coordinador del PRI en la Cámara de Senadores, informó que el Senado ha aprobado un periodo extraordinario para modificar la Ley de Responsabilidades Administrativas, mejor conocida como la Ley 3 de 3. Las sesiones iniciarán el próximo 5 de julio.

Emilio Gamboa

El objetivo de la ley 3 de 3 es combatir la corrupción, al obligar a todos los funcionarios públicos a presentar su declaración fiscal, patrimonial y de intereses. Para ello, se precisan claramente las competencias de los servidores públicos, se definen las conductas que generan responsabilidades administrativas, y se establecen los procedimientos de investigación y las sanciones de los servidores públicos y particulares que incurran en actos de corrupción.

El 23 de junio, Enrique Peña Nieto vetó los incisos B y C del artículo 32 de la ley 3 de 3, y 15 artículos relacionados. El presidente consideró que entorpecían la operación del Sistema Nacional Anticorrupción. Estos apartados obligaban a presentar su declaración a los becarios, beneficiarios de asistencia social, pensionados, empresarios (y todos sus empleados), y cualquier persona física o moral que recibiera recursos públicos.

Tanto el PAN como el PRD han afirmado que no aceptarán los términos del veto presidencial. Consideran que las observaciones son insuficientes, pues es más importante vigilar a las grandes empresas vinculadas al sector público que a los becarios y beneficiarios de los programas sociales. Los senadores del PAN y el PRD sostienen que era un exceso que se debía de corregir.

Otro motivo del rechazo es que no se contempla ninguna modificación al artículo 29. Este artículo obliga a que todas las declaraciones se hagan públicas. Sin embargo, el PRI ha preferido mantener cierta opacidad de los mecanismos. Por esa razón, Gamboa Patrón declaró: 

“No hay opción a que podamos meterle una palabra o incluir o quitarle una coma: Es sí o no, y en ese sentido, él no requiere de dos terceras partes de la votación.”

Si solo se tomarán en cuenta las observaciones hechas por el presidente, la ley 3 de 3 se enviará a las comisiones que dictaminaron la ley, pero no podrán modificar más que los incisos B y C. Muchas de las organizaciones sociales que impulsaron la Ley de Responsabilidades Administrativas están inconformes por los términos en que fue aprobado el artículo 29. Afirman que no garantiza el carácter público de las declaraciones.

Tereso Medina Ramírez, senador del PRI, asegura que, por cuestiones de seguridad, no es deseable que se hagan públicas las declaraciones. Sólo deberían hacerse públicas en caso de que el interesado o su familia lo autoricen.

“Apoyo la transparencia y los funcionarios públicos no tenemos por qué temer el que conozcan cuánto ganamos y de qué manera. Sigo pensando en que es obligatorio, lo que no lo es, es poner en riesgo la vida de las personas en segundo grado”

La consultoría Hogan Lovells señaló que Ley de Responsabilidades Administrativas es un pequeño avance en el combate a la corrupción, sin embargo no satisface los objetivos de la iniciativa planteada por las organizaciones civiles. Para ello, sería fundamental crear una fiscalía especializada en delitos relacionados con hechos de corrupción y una plataforma que le permita realizar investigaciones en tiempo real a la Auditoría Superior de la Federación

A su juicio, la transparencia debería ser uno de los rasgos más importantes del Sistema Nacional Anticorrupción. Por esa razón, a pesar de las negativas del PRI, es indispensable publicar las declaraciones de los servidores públicos y crear un sistema de protección de denunciantes y testigo.