De haber sabido cómo estaba el tema no hubiera aceptado ser gobernador: Flavino Ríos

De acuerdo con una publicación del diario Reforma, el gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos, salió librado de señalamientos derivados de la falta de comprobación de 8 mil 146 millones de pesos en 2015.

A la salida/fuga del exgobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, la designación del gobernador interino estuvo rodeada de polémica y, pese a que la oposición exigía que fuera el pleno del congreso quien eligiera a la persona que quedaría como sustituta, la decisión terminó en manos de una comisión en la cual la mayoría era perteneciente al Partido Revolucionario Institucional (PRI). (Vía: El País)

El priísta Flavino Ríos fue elegido para ocupar este puesto y, a pesar de que su paso por él ha sido muy breve, desde el principio, Ríos ha estado sujeto a diversos cuestionamientos. Tan sólo en esta semana se ha hablado de su responsabilidad en el acto de desaparición de Duarte, en el cual jugó el papel de proveedor del mismo helicóptero en el que el exgobernador huyera.

Al respecto Ríos declaró: “Lo solicitó directamente al aeropuerto y yo pedí que le dieran todas las atenciones de un gobernador. Yo no sabía que existía una orden de aprehensión”. (Vía: El País)

Por otra parte, mientras que alcaldes de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano han reclamado que ha habido desvío de recursos en el estado no solamente por parte de Javier Duarte sino también de Flavino Ríos; el diario Reforma, reportó este miércoles que la Cuenta Pública muestra que en 2015, 8 mil 146 millones de pesos no fueron justificados en la Secretaría de Educación del estado, de la cual Ríos fue titular durante el primer semestre de dicho año.

De acuerdo con la información, la Comisión de Vigilancia instruyó  al Órgano Superior de Fiscalización del Estado (Orfis) a que:

“el órgano interno de control del Poder Ejecutivo lleve a cabo la compulsa y verificación de la totalidad de la nómina referente al personal de base estatal de la Secretaría de Educación de Veracruz, debiendo entregar tanto al Congreso del Estado como al Órgano de Fiscalización, dentro de 30 días naturales siguientes a la notificación, los resultados respectivos” (Vía: Reforma)

Además, solicitó también al Orfis que formulara las denuncias penales, determinara responsabilidades y estableciera sanciones en contra de los servidores o exservidores públicos que presumiblemente hubieran incurrido en irregularidades en el manejo de recursos públicos en 2015. Esto derivado de que una auditoría realizada por el Orfis sí mencionaba que no hay comprobación de los recursos, sin embargo omitía declarar tanto el daño patrimonial, como la petición a ejercer acción penal contra los responsables.

En una entrevista radiofónica Flavino Ríos dijo: “De haber sabido cómo estaba el tema no hubiera aceptado ser el gobernador, no estaba enterado realmente de la crisis tan profunda que tenemos.” (Vía: Aristegui Noticias)

Publicidad