David Cameron admitió que tuvo acciones de la empresa de su padre en Panamá

"Quiero ser lo más claro posible sobre el pasado, el presente y el futuro, porque, francamente, no tengo nada que esconder": David Cameron.
David

A cinco días de la filtración de los ” Panama Papers”, documentos obtenidos por el diario alemán Sueddeutsche Zeitung y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), el primer ministro de Reino Unido, David William Donald Cameron, admitió que tenía una participación rentable en un fondo de inversión extranjero de su padre.

“Teníamos 5.000 unidades de inversión en Blairmore Investment Trust, que vendimos en enero de 2010. Eso valía alrededor de 30.000 libras”, declaró el primer ministro británico al medio ITV News. “Obviamente, no puedo indicar el origen de cada cifra y mi padre no está aquí para preguntarle”.

Cameron expresó que “pagó impuestos por esos dividendos” y aclaró que “estaba sujeto a todas las tasas británicas en el procedimiento normal”. “Quiero ser lo más claro posible sobre el pasado, el presente y el futuro, porque, francamente, no tengo nada que esconder”, añadió. Asimismo, aseguró que recibió una herencia de 300.000 libras (unos 422.000 dólares) cuando su padre, Ian Cameron, falleció en le 2010.

“Nunca he ocultado que soy una persona muy afortunada, que tenía una familia acomodada que me dio una gran educación y pagó para que fuera a una gran escuela. Nunca he tratado de fingir ser alguien que no soy”.

“Sin embargo, en 2010 me interesaba vender: las acciones y el resto de inversiones, por lo que puedo ser muy transparente. No poseo participaciones en ninguna empresa, ni sociedad de inversión, ni nada por el estilo”, concluyó Cameron.

De acuerdo con las recientes filtraciones masivas de documentos financieros sobre empresas en paraísos fiscales, Ian Donald Cameron se sirvió del bufete panameño Mossack Fonseca para blindar la empresa Blairmore Holdings de la Hacienda británica.

Y a pesar de que la compañía gestionó decenas de millones de libras de familias ricas, en 30 años no ha pagado ni una sola libra de impuestos en el Reino Unido por sus beneficios.